Descarta realizar compras

T-Solar prevé captar 300 millones con su salida a Bolsa

La compañía fotovoltaica T-Solar prevé captar con su salida a Bolsa unos 300 millones de euros, con el objetivo de financiar su crecimiento en el exterior, donde prevé generar la mitad de su negocio y para lo que, en principio, descarta realizar compras.

"Los mercados han mejorado y necesitamos recaudar el dinero para seguir creciendo en el extranjero. Estamos viendo interés en los inversores", explicó el consejero delegado de T-Solar, Juan Laso, en una entrevista. El directivo añadió que esperan que la salida a Bolsa, que se realizará mediante una ampliación de capital de al menos el 25%, podría estar lista "en semanas y, en todo caso, antes del verano".

Actualmente, T-Solar concentra toda su capacidad en España, y su previsión es que en 2012 el 60% de su potencia está instalada en el extranjero. "Por ahora, no prevemos compras como objetivo fundamental. Nuestra intención es crecer orgánicamente en esos nuevos mercados", aseguró Laso.

La compañía tiene previsto invertir unos 1.200 millones en los próximos tres años para dar un viraje internacional a su negocio, con la mirada puesta en Estados Unidos, Italia, India y Francia.

Con una potencia instalada de 154 megavatios (MW), T-Solar es el primer productor solar fotovoltaico de España, explicó Laso, que añadió que la compañía prevé contar con 250 MW a finales de 2010 y alcanzar los 570 MW en 2012.

T-Solar destinará los fondos captados con la salida a bolsa (300 millones de euros) a financiar este crecimiento, en tanto que los 900 millones restantes se cubrirán a través de créditos bancarios "projet finance" (en los que el propio proyecto avala el préstamo).

Laso destaco que el atractivo de la compañía reside en que su negocio se centra exclusivamente en producir energía solar fotovoltaica, que se beneficia de tarifas reguladas garantizadas a largo plazo.

Apuntó que, además, se espera que los costes de la tecnología fotovoltaica caigan a la mitad en los próximos cinco años, desde los 3 a los 1,5 millones de euros por megavatio. Junto a T-Solar, han manifestado su interés por saltar al parqué otras empresas de renovables, como Renovalia Energy y Eolia Renovables.