El Gobierno aún no ha calculado las consecuencias

Campa cree que "hay un frente común" para a la banca española ante la nueva regulación

El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, aseguró hoy que "hay un frente común" para defender los intereses de la banca española ante la nueva regulación internacional que exigirá mayores niveles de capital a las entidades financieras.

El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, y el presidente de EUROFI, Jacques de Larosière
El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, y el presidente de EUROFI, Jacques de Larosière

El Ejecutivo es consciente de que las nuevos requisitos pueden dar como resultado un sistema financiero, según Campa, "tan seguro" pero "con tantas barreras" que le haga "incapaz" de canalizar el ahorro hacia la inversión, con lo que acabaría afectando a la concesión de crédito y dificultando la recuperación económica.

Así lo explicó el "número dos" de Economía en rueda de prensa tras la reunión del Eurofi, un organismo para la reflexión sobre el sector financiero en Europa, en el que hoy estuvieron presentes representantes de las entidades bancarias y aseguradoras españolas.

Sin embargo, Campa reconoció que el Ejecutivo no ha hecho un cálculo de las consecuencias que tendrán los nuevos requisitos para las entidades, un día después de que el director general de La Caixa, Juan María Nin, calculara que el sector necesita 48.000 millones de capital y 300.000 de liquidez.

El secretario de Estado no quiso decir si compartía esas estimaciones, pero señaló que el Gobierno lo que ha hecho es preguntar a las propias instituciones las repercusiones que las nuevas exigencias podrían tener en cada una de ellas.