Evolución económica

La OCDE constata la lenta recuperación en España y el resto de la zona euro

El índice compuesto de la OCDE, que mide la evolución económica, aumentó medio punto en España hasta situarse en los 104,11 enteros en febrero. Supone una desaceleración frente a los niveles de crecimiento registrados en los dos meses anteriores. En cualquier caso, España mantuvo la misma tendencia que la media de los países de la zona euro.

La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) entiende que las grandes economías del mundo están viviendo un ciclo de expansión, sin embargo, existen notables diferencias entre ellas. Así, mientras Japón y Estados Unidos muestran signos de una rápida recuperación, la eurozona mantiene una senda más errática. Los datos publicados ayer por la OCDE muestran que el índice compuesto aumentó 0,5 puntos en febrero en la zona euro, por debajo del incremento de meses anteriores y muy lejos de los 0,9 puntos registrados por Estados Unidos y Japón.

En doce meses, la subida del indicador español ha sido de 10,74 puntos, inferior al de la media de países de la OCDE (11,8 puntos) y de la zona euro (12,5 puntos). España superó en septiembre del año pasado el umbral de los 100 puntos -inicio de la recuperación económica- aunque se mantiene por debajo de la eurozona.

La semana pasada la OCDE ya advirtió de que la recuperación económica registrada por las principales economías durante el tramo final de 2009 parece haber perdido fuerza durante los primeros meses de 2010. Ángel Gurría, director general de la OCDE, entiende que en el escenario de la recuperación se dan "tres velocidades". En primer lugar, destacan los países emergentes como China y la India, seguidos por Estados Unidos y Japón. Europa ocupa el vagón de cola de la recuperación económica. Y dentro de la eurozona, España figura como uno de los países que más dificultades tendrá para asentar el crecimiento económica. Gurría destaca que mientras en Estados Unidos se empieza a reducir el desempleo, en Europa sigue aumentando.

La alta tasa de paro supone el mayor lastre para España

Las nuevas previsiones de la OCDE señalan que las tres mayores economías de la zona euro (Alemania, Francia e Italia) crecerán un 0,9% en el primer trimestres y un 1,9% en el segundo. Con todo, la OCDE estima que Alemania registró una caída del PIB del 0,4% en el primer trimestre respecto al mismo periodo del año anterior, aunque prevé un crecimiento del 2,8% entre abril y junio.

La OCDE publicará nuevas previsiones para España a finales de mayo. Actualmente, estima que la economía española caerá un 0,3% en 2010 y alcanzará una tasa positiva del 0,9% en 2011. La cifra para este año coincide con las previsiones del Gobierno español, que para 2011 es más optimista que la OCDE y augura un crecimiento del 1,8%. Sin embargo, las primeras estadísticas del año ofrecen motivos para la preocupación. La producción industrial registró en febrero una caída del 1,9% anual, una cifra peor que la esperada por los expertos.

En Alemania, la producción aumentó un 4,1% en los dos primeros meses del año respecto al mismo periodo del año anterior. Y en el Reino Unido, la industria manufacturera registró en febrero un incremento del 1,3%, un resultado mejor de lo esperado y la mayor cifra desde el pasado mes de septiembre.

A vueltas con el PIB

A la espera que el INE y el Banco de España ofrezcan en mayo cifras del PIB del primer trimestre, los expertos prevén que la economía española registró entre enero y marzo tasas de crecimiento intertrimestral por primera vez desde mediados de 2008. El BBVA estima que el PIB creció un 0,1% en el primer trimestre, un aumento muy moderado y que pone en evidencia que España será uno de los países de la Unión Europea con más dificultades para salir de la crisis. La principal debilidad de la economía española es el mercado de trabajo, cuya tasa de paro, del 18,8%, es la más alta de los países de la eurozona.

EE UU no da por cerrada la larga contracción

La economía de EE UU creció un 5,6% en el cuarto trimestre de 2009, en marzo se creó empleo y los ciudadanos vuelven a consumir. ¿Se ha acabado la recesión? Según la Oficina Nacional de Investigación Económica (NBER en sus siglas en inglés) es "prematuro" contestar a esta pregunta.

El comité del NBER, un grupo privado que determina el estado de la economía, no tiene por ahora una respuesta satisfactoria sobre en qué momento está EE UU pese a que a título individual algunos de sus miembros ha decretado ya el fin de una recesión que empezó en diciembre de 2007.

Ayer, el NBER explicó que aunque muchos indicadores han cambiado de tendencia y están mejorando, "muchos son preliminares y serán revisados" por lo que el conjunto del comité no tiene todavía las bases suficientes como para dar por cerrado el largo ciclo de contracción.

Previsiones de AFI

La economía española caerá un 0,6% este año, según Analistas Financieros Internacionales que, además, prevé que el déficit público se situará en el 4,2% del PIB en 2013, año límite para cumplir el Pacto de Estabilidad y situar los números rojos por debajo del 3%.