A fondo

El discurso de Jobs marca la agresividad de Apple

Steve Jobs, consejero delegado de Apple.
Steve Jobs, consejero delegado de Apple.

Steve Jobs no tuvo piedad de sus rivales. La comparecencia ante los medios del consejero delegado de Apple el pasado jueves en la presentación del nuevo sistema operativo del iPhone (iPhone OS 4.0) no tuvo desperdicio. Uno por uno fue pasando por la gran mayoría de negocios en los que se mueve la compañía de la manzana recordando los triunfos logrados y, en más de un caso, con alusiones claras y directas para los competidores.

Su primer anuncio fue demoledor. Jobs dijo que, en sólo cinco días, Apple ha vendido más de 450.000 unidades del iPad. Unas cifras con las que la empresa está desafiando a otros gigantes tecnológicos como HP, Toshiba, Acer, Asus y Nokia, entre otras compañías, que están ultimando el lanzamiento de sus propios tablets. Aquí Jobs ha sido el primero en poner en marcha la creación de un mercado de masas que es también una amenaza para el segmento de los portátiles clásicos.

Apenas unos instantes después, Jobs aseguró que los clientes del iPad ya se han descargado 600.000 iBooks de la iBookstore. Es decir, 1,33 libros por cada uno de los recién estrenados usuarios. El directivo pareció querer enviar un mensaje a Amazon, con la que ha empezado a mantener una pugna en el mundo editorial. La disputa se extiende al ámbito de los dispositivos electrónicos porque el iPad de Apple y el Kindle de Amazon también aspiran a convertirse en plataformas de referencia. Por cierto, al anunciar las ventas del iPad, Jobs hizo algo que hasta ahora no ha hecho Amazon: dar las cifras de ventas del Kindle.

APPLE INC. 318,73 1,11%

Y tampoco se olvidó de los juegos. El responsable de Apple indicó que la oferta de la compañía en su Game Center de la App Store ya supera los 50.700 juegos. La cifra que maneja la compañía es más de 10 veces superior a las que ofrecen en el segmento de las consolas portátiles los grupos clásicos de este ámbito de negocio como las japonesas Nintendo y Sony, en sus respectivas máquinas DS y PSP. Ahora, Apple quiere que el iPad robe más cuota de mercado a ambas empresas. La pantalla táctil de 9,7 pulgadas puede ser su gran baza.

Y, cómo no, en su discurso no podía faltar la alusión a Google, otrora compañía amiga y actualmente una enemiga acérrima. Para empezar, Jobs recordó que Apple ha comercializado 50 millones de iPhones y cerca de 35 millones de iPod Touch. En suma 85 millones de dispositivos con conexión a la red que llevaron al directivo a recordar que un 64% del internet móvil en EE UU está controlado por el sistema operativo de la compañía de la manzana, muy por delante del 19% del Android de Google y del 9% de la Blackberry.

Aprovechando esta jugada, Jobs recordó que estas posiciones ofrecen un amplio mercado a los desarrolladores. Así, el ejecutivo actualizó cifras y señaló que la App Store tiene disponibles 185.000 aplicaciones y ha superado ya los 4.000 millones de descargas. Esta vez Jobs no quiso hacer la comparación, pero lo cierto es que el Android Market de Google ronda en estos momentos las 40.000 aplicaciones, tal y como han recordado algunos medios estadounidenses.

En otro desafío a Google, Jobs anunció el lanzamiento de la plataforma publicitaria para teléfonos móviles iAd, abierta a la creación de los desarrolladores. El directivo confirmaba los rumores iniciados a principios de año cuando Apple anunció la compra de Quattro Wireless por cerca de 275 millones de dólares (unos 204 millones de euros), en la que ha sido una de las mayores operaciones corporativas de la historia de la empresa. Nada más anunciar el lanzamiento de iAd, la mayor parte de los grandes medios de EE UU coincidió en que Apple pasaba a competir directamente con Google. Una mala noticia para el gigante de internet que vive un momento difícil dado que, tal y como se ha especulado en la última semana, puede ver como las autoridades de la competencia de EE UU bloquean la compra de AdMob, por la que está dispuesto a pagar 750 millones.

Más afectados

En esta misma línea, otra de las empresas afectadas por la presión de Apple fue Adobe con su tecnología flash. En su comparecencia, Jobs fue claro al decir que las nuevas aplicaciones publicitarias funcionarán con la tecnología HTML y el futuro es la versión HTML 5. Sin duda, otra mala noticia para Adobe.

En definitiva, Jobs no se olvidó de recordar los éxitos de su compañía a todo el mundo, incluidos sus rivales. Unos avances que han recibido hasta el momento todas las bendiciones por parte de los mercados financieros. No es para menos, la acción de Apple ha batido su máximo histórico en incontables ocasiones a lo largo de las últimas semanas. Jobs podría presumir de que el iPhone, el iPod, el iPad, el iTunes, el Mac... valen en este momento en Bolsa más de 218.000 millones de dólares. Una cota que en EE UU sólo superan Exxon Mobil y Microsoft. Muchos están ya a la espera de la próximo discurso de Jobs y de las próximas novedades.