'Caso Gürtel'

Blanco: Rajoy y PP, atados por la correa de Bárcenas y la camarilla que protegía

El ministro de Fomento, José Blanco, ha asegurado hoy en Avilés que Mariano Rajoy y el PP "están atados por la correa de Bárcenas y la camarilla que protegía", y ha añadido que el 'caso Gürtel', "no son unos hilillos de plastilina, es una marea negra de corrupción que salpica a la calle Génova y se extiende por todas las comunidades autónomas donde gobierna".

Por esa razón, porque se trata, ha dicho, de "un escándalo montado por gente del PP para beneficiarse ellos y el partido", Mariano Rajoy "tiene la obligación de dirigirse al país para dar explicaciones.

"No puede seguir callado porque alguno de los implicados tenían su despacho al lado del suyo y, además, fueron nombrados por él", ha señalado.

Según el ministro de Fomento, que hoy ha participado en Avilés en un acto político de su partido, al PP "no le preocupa el futuro de los españoles ni cómo anticipar la salida de la crisis, lo que le preocupa, ha dicho, es "la corrupción, las tramas, sumarios y los banquillos, en eso están entretenidos".

En ese sentido, ha lamentado que Rajoy, "que estuvo muy callado y ayer, por fin, ha hablado", lo haya hecho "atacando a los que persiguen el delito, a los policías, a los jueces que investigan, para proteger a los presuntos culpables de esta trama de sinvergüenzas".

En ese punto, aunque no de un modo expreso, se ha referido a las últimas declaraciones del ex ministro Francisco Álvarez-Cascos sobre el caso Gürtel, "que ha salido de la madriguera, no se sabe muy bien por qué, pero algún lo día lo sabremos".

Blanco ha aseverado que, "cuanto más se acerca la recuperación económica, "más irritado está el PP", ya que "únicamente tiene una estrategia política y es que la crisis le llegue hasta 2012, y que lleve a Rajoy a la Moncloa", cosa que cree que no sucederá.

En esa estrategia, el líder de la oposición habría tratado "por todos los medios políticos, negando el pan y la sal, que hubiera un acuerdo político para anticipar la recuperación y crear empleo".

El ministro se ha referido a datos que "son esperanzadores", como el último informe del BBVA, "que dice que la economía española, en este primer trimestre, está dando síntomas de recuperación y está a punto de abandonar la recesión económica".

Sobre la situación del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, encausado por su investigación sobre los crímenes de la Guerra Civil, ha aseverado que resultaría sorprendente que la Falange Española "se volviera a salir con la suya", y ha añadido que nadie entendería que se siente en el banquillo alguien "que tanto ha hecho por la libertad y contra el terrorismo".

Tras reiterar que es "profundamente respetuoso" con las decisiones de la Justicia, ha pedido altura de miras a quienes representan a la democracia en todos los poderes.