Supone una inversión de 17.000 millones

Blanco prevé que el plan de infraestructuras genere hasta 215.000 empleos

El ministro de Fomento, José Blanco, prevé que el Plan Extraordinario de Infraestructuras (PEI), que supondrá una inversión de 17.000 millones hasta 2011, generará en torno a 200.000 empleos directos durante las obras y unos 15.000 puestos permanentes en mantenimiento y conservación.

En una entrevista concedida a El País, el ministro destacó las bondades del nuevo plan, al tiempo que insistió en la necesidad de "hacer más con menos", por lo que se propone revocar decisiones y adjudicaciones y revisar proyectos dentro del Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte.

"Habrá que revisar (actuaciones) que no responden al país que queremos. No es posible que las autovías y la alta velocidad lleguen a la puerta de cada casa", sostuvo Blanco, que destacó el elevado coste de mantenimiento de esas infraestructuras.

El titular de Fomento manifestó que no tendrá "inconveniente" en revisar aquellos proyectos que impliquen prestar el mismo servicio a los ciudadanos con menos coste, aunque matizó que serán "pocos proyectos" y que en cualquier caso las empresas adjudicatarias de la licitación tendrán derecho a reclamar una compensación.

"Estamos hablando de casos muy excepcionales pero igual ganamos todos con esa decisión", aseveró el ministro.