Visita el tramo asturiano de la Autovía del Cantábrico

Blanco asegura que el plan de infraestructuras garantiza la modernización del transporte

El ministro de Fomento, José Blanco, ha asegurado hoy en Asturias que el plan extraordinario de infraestructuras presentado esta semana "garantizará el desarrollo del proceso modernizador de las redes del transporte en este país" además de actividad económica y empleo.

El ministro de Fomento, José Blanco, durante la rueda de prensa que ha ofrecido hoy tras su visita a las obras de construcción del tramo Las Dueñas-Muros del Nalón de la Autovía del Cantábrico
El ministro de Fomento, José Blanco, durante la rueda de prensa que ha ofrecido hoy tras su visita a las obras de construcción del tramo Las Dueñas-Muros del Nalón de la Autovía del Cantábrico

Blanco, que ha visitado hoy las obras que se llevan a cabo en un tramo asturiano de la Autovía del Cantábrico, ha afirmado que con la anticipación de obras que va a permitir este plan extraordinario se va a conseguir que "España sea mucho más competitiva, pueda ganar en productividad y estar en mejores condiciones de responder a los desafíos del futuro".

"Con una inversión de cerca de 3 billones de las antiguas pesetas, asegurará el futuro de centenares de empresas y de miles de puestos de trabajo en la realización de obras en los próximos tres años, pero también durante 25 ó 30 años, que son los que dura la concesión para mantener las infraestructuras", ha subrayado.

Según el titular de Fomento, "este Gobierno no cesará de trabajar y buscar fórmulas par conseguir impulsar la recuperación económica del país".

De hecho, ha asegurado que este plan es una acción "responsable" del Gobierno porque ha buscado un "planteamiento extraordinario para anticipar recuperación y generar actividad económica", y valorado el comportamiento "responsable" de las empresas que conocen el plan y de las entidades financieras dispuestas a financiarlo.

Tras asegurar que con diálogo se puede hacer una contribución extraordinaria al desarrollo del país, Blanco ha afirmado que las medidas adoptadas van a abrir las puertas hacia "un nuevo modelo de crecimiento que será más sólido y mucho más sostenible".

"Pensar y gobernar con ideas de futuro es la mejor herencia que podemos dejar a nuestros hijos", ha concluido.

Asegura que en 2011 se acabarán autovías del Cantábrico y La Espina

Blanco también ha asegurado hoy que a finales de 2011 estará completamente finalizada la Autovía del Cantábrico (A-8), a su paso por Asturias, y que ese mismo año "será ya una realidad" la que unirá Oviedo y La Espina.

"Este mismo verano se pondrá en servicio el tramo Grado-Doriga y antes de fin de año se añadirá la primera calzada entre Salas y La Espina", ha anunciado Blanco tras asegurar que toda la Autovía del Cantábrico, tanto en su vertiente oriental, donde está pendiente el tramo Unquera-Llanes, como en la occidental, estará concluida a finales de 2011.

Ha añadido que la Autovía del Cantábrico, de la que ya se han abierto al tráfico 3 de cada 4 kilómetros, es el "mayor eje vertebrador del norte de España" y que con ella se va ganar en competitividad.

Según Blanco, el Gobierno que preside José Luis Rodríguez Zapatero mantiene su "compromiso de seguir construyendo futuro en esta tierra" y prueba de ello es que "Asturias será este año la región con una mayor inversión por habitante en infraestructuras".

Las obras de construcción del tramo Las Dueñas-Muros del Nalón de la Autovía del Cantábrico tienen un presupuesto de más de 150 millones de euros para un trazado de 8,3 kilómetros, que quedará abierto en la primavera del próximo año, con varios meses de retraso sobre el calendario inicial.

Este trazado discurre por los consejos de Cudillero y Pravia y forma parte de la autovía del Cantábrico en Asturias, que tiene su sector oriental totalmente en servicio, salvo el tramo Unquera-Llanes.

En este tramo se construirá el viaducto más largo y alto de Asturias, el de la Concha de Artedo, que tendrá pilastras de hasta 110 metros de altura, "el equivalente a un edificio de 40 pisos", y una longitud de casi 1.200 metros, frente a los 830 que tiene el actual.

Junto al tramo Las Dueñas-Muros restan por concluir el que discurre entre Las Dueñas y Novellana y los 9,3 kilómetros que discurren entre Otur y Villapedre, así como los casi 12 que unirán Navia y Tapia.

En la visita de hoy, Blanco ha sido recibido por el consejero de Infraestructuras, Francisco González Buendía, que ha transmitido al presidente un "afectuoso saludo" del presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces, que ayer inició una viaje institucional por cuatro países del área del Caribe.

Buendía ha reconocido que el impulso dado por el Gobierno desde el año 2004 a las infraestructuras en Asturias es "innegable e incuestionable" porque "no pierde el tiempo en hacer calendarios, sino que se dedica a ejecutar obras", en referencia a los plazos anunciados en su día por el ex ministro de Fomento del PP Francisco Álvarez-Cascos para finalizar las infraestructuras asturianas.