Revisión a la baja

Las termosolares piden al Gobierno que mantenga las primas hasta 2013

El sector prevé invertir 12.500 millones en los próximos tres años

Protermosolar, la patronal de las empresas termosolares, instó ayer al Gobierno a mantener el actual marco de primas del sector hasta 2013, respetando las previsiones de las centrales que ya tienen preasignada su retribución.

En rueda de prensa, el presidente de la asociación, Valeriano Ruiz, y su secretario general, Luis Crespo, expresaron su inquietud por los intentos del Ejecutivo de revisar a la baja las primas previstas para la energía termosolar, de unos 0,28 euros por kilovatio hora generado. Según sus datos, de los 4.600 millones de euros que recibieron las renovables en 2009 en concepto de ayudas, sólo un 0,2% (10 millones) fueron a parar a la termosolar, un sector que está comenzando a arrancar.

A juicio de Crespo, resultaría "inconcebible" que ahora se modificaran las reglas del juego con las que ya contaban las 34 centrales preasignadas, que se construirán entre 2011 y 2013 y que sumarán unos 1.372 megavatios (MW) de potencia. Máxime cuando, ya en mayo del año pasado, sus promotores tuvieron que demostrar que contaban con la financiación suficiente para llevar a cabo el proyecto, que tenían los derechos sobre los terrenos, el uso de las aguas y el acceso a la red, y que además ya han comprado o reservado el 50% de los equipos.

En esta línea, los responsables de la patronal advirtieron de que una revisión de las primas a la baja podría poner en peligro los 12.500 millones de euros que el sector tiene previsto invertir hasta 2013.

Según los datos facilitados por Protermosolar, en la actualidad ya hay en España diez centrales termosolares en funcionamiento que suman 382,4 MW de potencia instalada y que han exigido unas inversiones cercanas a los 2.500 millones de euros. Otras 16 instalaciones están en construcción muy avanzada, de forma que se espera que al cierre de este año la potencia instalada alcance los 831 MW.

El objetivo es llegar a los 2.522 MW dentro de tres años, con un total de 60 plantas, con la idea de que el peso de esta energía en el mix de generación español sea de entre el 3% y el 5%.

Un sector capaz de generar empleo

Los responsables de la patronal de las termosolares hicieron ayer hincapié en la capacidad que tiene el negocio para generar empleo. Así, según sus datos, en 2008 los puestos de trabajo directos en el sector alcanzaron a 75.500 personas, llegando a las 121.000 si se tienen en cuenta los indirectos, "diez veces más que el sector del carbón, que recibe un apoyo económico equivalente", subrayaron.

Cada planta de 50 MW de potencia exige unos 300 millones de euros de inversión y su construcción (que se extiende durante dos años) genera 500 puestos de trabajo. Los empleos equivalentes por año para todo el ciclo de fabricación de componentes, ingeniería y construcción de cada instalación llegan a los 5.000, con entre el 50% y el 60% de la cadena de valor suministrada por empresas españolas.