Reubica a más de 500 empleados

Mondragón evita despidos entre sus cooperativistas

Las cooperativas de Corporación Mondragón no pueden competir en salarios con sus rivales empresariales, pero en estos tiempos de crisis son una salvaguarda del empleo para sus socios.

El modelo cooperativo de Corporación Mondragón está planteado para evitar los despidos entre sus socios en tiempos de crisis económica (otro tema son los trabajadores por cuenta ajena del grupo). El grupo vasco dotó en 1980 a Lagun Aro, su Entidad de Previsión Social Voluntaria (EPSV), de la prestación de "ayuda al empleo", que en la práctica supone el traslado o "reubicación" de los socios entre las cooperativas integradas en la corporación.

Esta práctica supone que las empresas con mejor evolución de negocio integran en sus plantillas a los cooperativistas de otras compañías del grupo que están en dificultades. Así se evitan los despidos entre los socios. Desde el inicio de la crisis, ese tránsito de profesionales ha afectado a más de medio millar de personas, según la revista del grupo TU Lankide.

Desde la corporación, presidida por José María Aldecoa, reconocen que los departamentos de trabajo de las diferentes cooperativas han "trabajado a destajo" en los últimos meses para realizar ese encaje laboral entre empresas, "y no siempre al gusto de todos", pero "en beneficio siempre" del grupo y de cada compañía, especifican.

Los socios con diez años de antigüedad no habían vivido una crisis trabajando

En el grupo vasco cuentan con la experiencia de las recolocaciones realizadas durante la anterior crisis económica (durante el periodo 1991-1994), que afectó sobre todo a su división industrial. En aquella etapa, esas reubicaciones alcanzaron a 700 socios. En la crisis actual, este mecanismo se activó a partir del último cuatrimestre de 2008 los efectos de la crisis comenzaron a notarse a partir de septiembre de ese ejercicio.

Empresas en ERE

La repercusión de la crisis en la órbita de Corporación Mondragón se demuestra con el hecho de que en 2009 Lagun Aro tramitó 80 expedientes de regulación de empleo (ERE) que afectaron a 60 cooperativas. La mayoría de ellos (53) fueron temporales y otros 27 de desempleo estructural.

Juan Cruz Irizar, director del Departamento de Provisión de Lagun Aro, ha reconocido en TU Lankide que la fórmula de las reubicaciones ha cogido por sorpresa a los cooperativistas integrados en las compañías del grupo en los "últimos diez o doce años". Son jóvenes, algunos ya rozando la cuarentena, que no han conocido la crisis en toda su trayectoria profesional. "No habían vivido ninguna, y les ha tocado vivir algo que no conocían". Irizar ha añadido que "hemos tenido que hacer una gestión extra de información".

Freno a la creación de empleo

Corporación Mondragón rompió en 2009 una trayectoria de muchos años en cuanto a la creación de empleo. Por primera vez en casi tres lustros, el grupo redujo su plantilla, en este caso en un 8% y hasta 85.322 empleados. El recorte afectó a los trabajadores por cuenta ajena de las cooperativas, puesto que los socios han podido recurrir al amparo de la citada fórmula de las reubicaciones. En 2009, la crisis económica también dejó su huella en las ventas consolidadas (un 11% menos, al contabilizar 13.874 millones). Las inversiones también sufrieron el mal momento económico (el presupuesto global se desplomó un 76,5%, hasta los 310 millones). La división industrial y de bienes de consumo duradero, donde está integrada Fagor Electrodomésticos, fue la que más sufrió la caída del consumo, y redujo su facturación un 15,9%. En el lado positivo, Corporación Mondragón extendió su red internacional, con dos nuevas plantas en India.