Petróleo

El Brent sube un 2,37% y cierra a 81,17 dólares

El petróleo Brent subió hoy un 2,37% en el mercado de futuros de Londres y se situó en 81,17 dólares, la subida más acentuada de las últimas cinco semanas, debido a la caída del dólar frente al euro tras la decisión de la Unión Europea (UE) de salir al rescate de Grecia.

El barril de petróleo del mar del Norte, de referencia en Europa, para entrega en mayo acabó hoy en el Intercontinental Exchange Futures (ICE) en 81,17 dólares, 1,88 dólares más que al término de la sesión anterior, cuando cerró a 79,29 dólares.

El precio máximo negociado hoy fue de 81,90 dólares, mientras que el mínimo estuvo en los 79,48 dólares.

El compromiso de la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) de ayudar a Grecia con sus problemas para afrontar la deuda reforzaron el euro y debilitaron al dólar, lo que convirtió en más atractiva la inversión en futuros de materias primas.

Los inversores se animaron también por el dato de que el gasto de los consumidores estadounidenses aumentó en febrero un 0,3%, la quinta subida mensual consecutiva, lo que se interpreta como otra señal de una recuperación que podría acelerarse cuando la economía empiece a crear más empleos.

En enero el gasto de los consumidores -que en Estados Unidos equivale a casi el 70% del producto interior bruto-, había subido un 0,4%, y la mayoría de los analistas había calculado un incremento del 0,3% para febrero.

El precio alcanzado hoy por el Brent es el más alto desde el 18 de marzo y el crudo de referencia en Europa acumula ya en el primer trimestre del año una subida en torno al 4%.

De todas maneras, el avance de hoy tiene que ver también con el alto número de ejecución de órdenes previas de compra de crudo a precios predeterminados, conocidas como "stops", que se han multiplicado por los máximos de las últimas jornadas.

Al ánimo comprador contribuyó asimismo la mejora de la confianza sobre las perspectivas económicas en Europa, que ha alcanzado su nivel más alto en casi dos años, lo que parece indicar que la recuperación económica realmente empieza a consolidarse.

Según los datos difundidos hoy por la Comisión Europea, el índice de confianza entre los directivos y los consumidores sobre el estado de la economía en la eurozona se ha situado en 97,7, frente a la cifra de 95,9 del pasado febrero.