La nueva batalla eléctrica

Traca para la semana grande de Iberdrola

Una junta entregada hizo recordar a las de la opa de Endesa.

Traca para la semana grande de Iberdrola
Traca para la semana grande de Iberdrola

En un ambiente que a muchos recordó el de las últimas asambleas celebradas por Manuel Pizarro durante las opas de Endesa, los asistentes a la junta de Iberdrola se echaron en brazos del consejo y de su presidente, Ignacio Sánchez Galán. Sin embargo, las diferencias eran grandes: la retórica de Galán dista mucho de las arengas del ex presidente de Endesa; la primera tiene accionistas minoritarios muy activos, y la segunda, sólo uno que decidió, al final, hacer caja.

Y la más importante: mientras Endesa se jugaba el futuro en un largo proceso de opas, el conflicto de Iberdrola es sólo una negativa rotunda de los administradores a dar un puesto en el consejo a su primer accionista, ACS.

La contienda, escenificada el viernes en el Palacio Euskalduna de Bilbao, estuvo plagada de tintes políticos y deportivos. El sentimiento nacionalista se proyecta en una compañía vasca por sede, pero con todos los órganos de poder en Madrid y con redes de distribución en media docena de comunidades autónomas. Entre los accionistas que tomaron la palabra no faltaron alusiones al Real Madrid y su presidente, que también lo es de ACS, Florentino Pérez. Este no asistió a junta, como tampoco lo hizo mientras mantuvo su participación en Unión Fenosa.

IBERDROLA 6,48 0,68%
ACS 37,83 2,80%

En nombre de la constructora intervino el secretario del consejo, José Luis del Valle, al que se pudo ver de soslayo la noche anterior, junto a su equipo jurídico, en el mismo hotel de Bilbao en el que se hospedaban los invitados de la eléctrica. Del Valle, que recibió palabras muy elogiosas de su homólogo en Iberdrola, Julián Martínez Simancas, pero que fue abucheado por el respetable tras su intervención. Una escena "chirriante", en palabras de un asistente, más teniendo en cuenta que sus argumentos resultaban impecables.

En definitiva, los que utilizan los administradores de Iberdrola son "una excusa más", dijo, para seguir cerrando la puerta a su principal accionista. Y enumeró las incompatibilidades que también, en su opinión, tendrían BBK, Bancaja (con un 5% de Enagás, en cuyo consejo se sienta su presidente, José Luis Oliva) y Juan Luis Arregui. Para entonces, el vicepresidente de la eléctrica, ya había dimitido y por primera vez en 15 años, bajó del escenario a la platea, en la que se le fotografió relajado con su esposa y con la de Galán y sus hijos. Su puesto ha sido amortizado para evitar resquicios.

Además de Ramón Hermosilla, "letrado y accionista en sus ratos libres", no faltaron otras intervenciones dirigidas en contra de ACS. Tal fue el caso de los representantes de las asociaciones de consumidores de usuarios bancarios (Ausbanc) y de accionistas minoritarios (Aemec). æpermil;ste hizo una defensa a ultranza de la delegación del voto en blanco y ni siquiera mostró compasión el accionista que aseguró tener un hijo "forofo del Real Madrid".

Pero la politización del ambiente trascendió de una asamblea celebrada casi simultáneamente a la de la BBK, el histórico accionista de la eléctrica con un 6,7% del capital. En las dos juntas planeó la polémica enmienda antiblindaje que el grupo socialista ha introducido en la reforma en ciernes de la ley de sociedades anónimas.

La enmienda establece la desaparición de los límites de los derechos de voto que empresas, como Iberdrola, fijan para sus accionistas, sea cual sea su participación. En el caso de la eléctrica, del 10%. Esta enmienda ha encendido los ánimos de los nacionalistas vascos, que consiguieron apoyos para aplazar la votación prevista el pasado día 24 hasta el 6 de marzo.

Aunque de momento, no cambia la situación de ACS en Iberdrola, su aprobación se veía como un triunfo moral de Pérez en la junta. Finalmente, el guión se cumplió: el consejero designado por ACS, José María Loizaga, duró apenas hora y media en su cargo: fue revocado a las dos y cuarto, poco antes del fin de la junta. Una revocación que ACS no acepta y cuya impugnación llevará ante un juzgado mercantil de Bilbao. El proceso seguirá.

Duras jornadas

Martes 23. Iberdrola remitía un comunicado anunciando la designación por ACS de un consejero en la junta del viernes, 26. En él daba a entender que sería destituido.

Miércoles 24. Galán se presentó ante los medios en la rueda de prensa previa a la junta, pero se cerró en banda. Esa misma tarde, fue aplazado el debate de la enmienda antiblindaje, cuya aprobación estaba prevista ese día.

Viernes 26. La junta revoca el nombramiento del consejero de ACS, que anuncia que lo impugnará.