Frente al beneficio del año anterior

ABN Amro perdió 117 millones en 2009 por el impacto de su reestructuración

El banco holandés ABN Amro concluyó el ejercicio 2009 con pérdidas por importe de 117 millones de euros, frente al beneficio neto de 471 millones del año anterior, informó la entidad, que sin contabilizar el impacto de los costes de su reestructuración habría registrado un resultado positivo de 114 millones.

"2009 fue un año lleno de desafíos", admitió el presidente del banco, Gerrit Zalm, quien destacó las difíciles condiciones del mercado y el incremento de los impagos, que sumaron 1.172 millones de euros en el conjunto de 2009, frente a los 334 millones de 2008.

Asimismo, el presidente de ABN Amro subrayó que la separación definitiva de la entidad de ABN Amro Holding se producirá el próximo 1 de abril, lo que supondrá un "nuevo punto de partida" para la entidad, que en 2007 fue comprada por un consorcio formado por Santander, RBS y Fortis.