En 4.500 millones

Volkswagen amplía capital para seguir adelante con la fusión con Porsche

El consejo de administración de Volkswagen aprobó hoy los términos de una ampliación de capital por importe de unos 4.500 millones de euros, en el marco del proceso de integración entre el consorcio de Wolfsburg y Porsche que culminará con la fusión de ambas empresas en 2011.

En concreto, Volkswagen emitirá 65 millones de acciones preferentes, con un valor nominal de 2,56 euros por acción. Teniendo en cuenta la cotización de los títulos preferentes en la sesión de bolsa de hoy (68,86 euros), el importe de la operación suma 4.500 millones de euros.

No obstante, el precio definitivo de la suscripción y de la oferta se fijará el próximo viernes, 26 de marzo, durante una reunión del comité de dirección de Volkswagen, que además dará luz verde definitivamente a la ampliación de capital.

Por lo que respecta a los plazos de la operación, el período de pre-colocación para inversores institucionales dio comienzo hoy mismo, mientras que el período de suscripción de los nuevos títulos transcurrirá entre el 31 de marzo y el 13 de abril.

VOLKSWAGEN AG 145,98 0,04%

Los recursos obtenidos mediante esta operación se utilizarán, según la propia empresa, para "reforzar la capitalización de la compañía, en el marco de la creación de un grupo de automoción integrado con Porsche".

Además, la compañía que preside Martin Winterkorn espera que esta transacción refuerce la estabilidad financiera y la flexibilidad del grupo, y contribuya a mantener las actuales calificaciones crediticias de Volkswagen.

Fusión de Volkswagen-Porsche

Volkswagen cerró a principios de diciembre la compra del 49,9% de Porsche por un importe de 3.900 millones de euros, como un primer paso para el proceso de integración de las dos compañías. Entonces, el consorcio destacó la lógica "estratégica, industrial y financiera" de su fusión con Porsche, que aportará unas sinergias anuales de 700 millones de euros.

Una vez completada la integración, Porsche operará como marca independiente dentro del grupo Volkswagen. La firma de Stuttgart utilizará el respaldo de su socio para el desarrollo y ampliación de su gama, con lo que podría duplicar su producción a medio plazo, hasta alcanzar 150.000 unidades anuales.

Porsche es actualmente el primer accionista de Volkswagen, con el 50,76% del capital. Inicialmente, el fabricante de coches deportivos preveía elevar esta participación al 75%, pero finalmente desistió por su elevado endeudamiento.

Ante la nueva situación, los responsables de ambas compañías decidieron meses atrás poner en marcha un proceso de integración que, entre otros aspectos, incluye el respaldo financiero de Qatar, que se convertirá en primer accionista del grupo.