Advierte de los altos niveles de déficit

La OCDE insta a los Gobiernos a retirar en 2011 los estímulos fiscales anticrisis

Los gobiernos deben estar en posición el año próximo de retirar los estímulos fiscales que habían aplicado para hacer frente a la crisis, señaló hoy la OCDE, que advirtió de los altos niveles de déficit y de deuda pública que se van a alcanzar.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) subrayó hoy, al ofrecer recomendaciones para hacer frente a los números rojos de las cuentas públicas, que hay que privilegiar los instrumentos favorables al crecimiento tanto como sea posible y, en particular, el recorte del gasto.

"Hay mucho margen para hacer el gasto gubernamental más eficiente en muchos países", señaló en sus recomendaciones tras insistir en que el ajuste fiscal debe preservar los programas en favor del crecimiento económico.

A ese respecto, señaló que los impuestos sobre bienes inmóviles como los terrenos y los bienes inmobiliarios causan menos distorsiones que los que gravan los bienes de consumo (como el IVA) o el impuesto sobre la renta.

El conocido como el "Club de los países desarrollados" también señaló que otro instrumento para inflar los recursos de las administraciones son los ecológicos, lo que incluye impuestos verdes y los derechos de negociación de las emisiones de dióxido de carbono (CO2).

Ese tipo de dispositivos ofrecen un "doble dividendo", ya que "contribuyen a la consolidación fiscal y alientan el crecimiento verde", subrayó.

De acuerdo con las previsiones de la OCDE, el déficit público de sus 30 países miembros llegará a un pico del 8,25% del Producto Interior Público (PIB) este año y la deuda pública en 2011 superará el 100% de su PIB.

Eso supondrá un incremento de 30 puntos porcentuales en la deuda pública respecto a 2007, antes de que se iniciara la crisis.

La organización, que recordó su informe de Perspectivas publicado en diciembre, precisó que en 2011 el déficit será de hasta un 12,5% del PIB en el Reino Unido, frente al 2,7% que se registraba en ese país en 2007, antes del estallido de la crisis.

Los números rojos serán igualmente muy elevados el año próximo en Japón (9,5% del PIB frente al 2,5% en 2007), Estados Unidos (9,4% frente al 2,8%), Francia (8% frente al 2,7%), la zona euro en su conjunto (6,2% frente al 0,6%), Italia (5,1% frente al 1,5%), Alemania (4,6% frente a un superávit del 0,2%) o Canadá (4,5% comparado con un superávit del 1,6%).