En la planta barcelonesa de Martorell

Seat se postula como candidata a fabricar el coche eléctrico de Volkswagen

La planta de Seat en Martorell (Barcelona) se postula como candidata a fabricar uno de los coches eléctricos que Volkswagen tiene previsto empezar a producir en 2013, según han confirmado a Efe fuentes cercanas a la filial del grupo alemán.

Seat aumenta el ajuste de producción, que ya afectará a 4.700 trabajadores
Seat aumenta el ajuste de producción, que ya afectará a 4.700 trabajadores

Martorell, sin embargo, no es la única fábrica del grupo que ha mostrado interés en producir los vehículos con propulsión eléctrica que la multinacional germana lanzará en los próximos años.

Algunas fuentes apuntan a la planta que Volkswagen tiene en la región rusa de Kaluga, a unos 200 kilómetros al suroeste de Moscú, como una de las favoritas para hacerse con la producción de los nuevos modelos ecológicos.

"La planta de Kaluga está más preparada para fabricar coches pequeños, como podrían ser los eléctricos. Es una gran competidora", reconocen desde Seat.

VOLKSWAGEN AG 198,66 1,33%

Sin embargo, el responsable de CCOO en Seat, David Matellán, ve "muy difícil" que el coche eléctrico de Volkswagen se acabe ensamblando en la factoría rusa, inaugurada en 2007, debido, principalmente, a los elevados costes logísticos que supondría producir allí un vehículo que no va dirigido al mercado ruso.

"Lo lógico es que lo hagamos belgas, alemanes o españoles, que tenemos una tecnología muy superior y mejores comunicaciones", señala Matellán, que añade, además, que la planta catalana dispone de mano de obra "muy cualificada", de unos costes laborales razonables y de un centro de investigación y desarrollo propio.

Pero la firma española cuenta con otro importante factor a su favor: el haber desarrollado íntegramente en su centro de Martorell un prototipo de coche eléctrico bautizado como IBE Concept.

Este coche, que fue presentado a principios de marzo en el Salón del Automóvil de Ginebra, es por ahora sólo eso, un concepto, aunque en Seat aseguran que, si se llegara a fabricar, se ensamblaría en Martorell.

"Este prototipo es una muestra evidente de que Seat es capaz de fabricar coches eléctricos y supone un paso muy importante dentro de esta estrategia", afirma el responsable de CGT en Seat Diego Rejón, que cree que la firma está dando "los pasos correctos" en esta dirección.

El presidente del comité de empresa, Matías Carnero (UGT), destaca que lo más importante no es tanto que Martorell llegue a producir coches eléctricos desarrollados por Volkswagen, sino "que sea capaz de fabricar los modelos que se diseñan e investigan aquí".

"Deberíamos buscar todas las soluciones posibles para fabricar el IBE Concept aquí, pero es un tema que no se plantea por el momento", ha indicado Carnero.

Hace aproximadamente un año, Volkswagen adjudicó la producción del nuevo todoterreno compacto de Audi, el Q3, a la fábrica de Seat en Martorell, que se impuso a otras plantas del grupo, entre ellas la de Bratislava (Eslovaquia), la de Gyor (Hungría) o la de Audi en Ingolstadt (Alemania).