Semejante a los fondos de garantía de depósitos

El FMI pide crear un fondo para quiebras bancarias

El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, pidió el viernes a la Unión Europea (UE) que ponga en marcha un fondo para gestionar la quiebra de bancos financiado con tasas que deberían pagar las propias entidades, a semejanza de los fondos de garantía de depósitos (FGD) que existen en España. Strauss-Kahn reclamó además a los Veintisiete que pacten un mecanismo vinculante para repartirse la factura en caso de bancarrota de un banco transfronterizo.

En un discurso pronunciado durante una jornada sobre gestión de crisis financieras organizada por la Comisión Europea (CE), Strauss-Kahn reclamó un rápido compromiso entre los Estados miembros y la Eurocámara con el objetivo de poner en marcha la reforma lo antes posible.

El responsable del FMI lamentó que la UE haya perdido "ímpetu" en el área de gestión de crisis financieras. A su juicio, las normas actuales son "inadecuadas" y hacen que las quiebras de bancos transfronterizos resulten difíciles de gestionar y más costosas de lo que deberían. Puso como ejemplo la intervención del belgaholandés Fortis.

Para Strauss-Kahn, la UE necesita poner en marcha una Autoridad Europea de Resolución, "armada con el mandato y las herramientas para afrontar de forma eficiente los casos de quiebra de bancos transfronterizos". Esta Autoridad debe formar parte de un sistema global de prevención, gestión y resolución de crisis y de protección de los depositantes y debería cubrir al menos los principales grupos financieros transfronterizos.

"En la medida de lo posible, el sistema debería estar prefinanciado por la industria", mediante tasas que se cobrarían a las instituciones cubiertas, explicó Strauss-Kahn. El sistema también requeriría financiación de los Estados.