Junta de CEOE

Díaz Ferrán a la junta de CEOE: "Si alguien está en contra de mi gestión, que lo diga"

El presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, volvió a interrumpir ayer el orden del día en la junta directiva patronal para dar cuenta de la malograda situación de sus empresas, tras el cierre de su aseguradora. Luego preguntó a los presentes si alguno tiene problemas con que continúe en el cargo. Aunque ninguno se manifestó en contra, las voces críticas comienzan a multiplicarse.

Díaz Ferrán a la junta de CEOE: "Si alguien está en contra de mi gestión, que lo diga"
Díaz Ferrán a la junta de CEOE: "Si alguien está en contra de mi gestión, que lo diga"

Nadie pidió la dimisión del presidente de la CEOE en la junta directiva que se celebró ayer. Tampoco recibió, sin embargo, el "aplauso unánime" de las últimas citas. Lo que si volvió a ocurrir es que el líder de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, dio cuenta de su malograda situación empresarial ante la reunión de la cúpula patronal. Un hito ya habitual, que aunque no aparece en el orden del día, se viene repitiendo desde la quiebra en diciembre de Air Comet, la aerolínea que Díaz Ferrán posee con su socio Gonzalo Pascual.

El patrón de patronos expuso los pormenores del cierre que sufrió el lunes su aseguradora, Mercurio, y habló de los créditos que está buscando para su grupo matriz, Marsans. Al finalizar, revelan algunos asistentes, Díaz Ferrán preguntó a los miembros de la junta si alguien tiene "algo en contra" de su gestión al frente de la CEOE. Nadie dijo nada.

Así, la situación personal de Díaz Ferrán volvió a acaparar el protagonismo en una cita que tenía por objetivo analizar la negociación de la reforma laboral, entre otras cosas.

Las voces críticas que ponen en duda la idoneidad del patrón de patronos se multiplican

El líder patronal no reclamó ayer que le ratificaran de nuevo en el cargo. Díaz Ferrán da por vigente la votación que convocó en diciembre, al estallar el asunto Air Comet. No se conocía entonces la deuda de 26,5 millones de euros que mantiene con Caja Madrid, entidad de la que además es consejero. Tampoco era conocida entonces la "grave situación patrimonial y de liquidez" que lleva sufriendo su aseguradora. Una crisis que llevó al Ministerio de Economía a disolver Seguros Mercurio el lunes.

Por eso, algunos miembros de la patronal consideran que la situación ha cambiado desde que mostraron su apoyo al empresario en problemas, y empiezan a poner en duda que su presidente deba seguir en el cargo. Es el caso del representante de los estanqueros, Manuel Fernández Vicario y del responsable de la patronal de las residencias de ancianos de Valencia, Alberto Giménez, informa Europa Press. Sus voces se unieron unieron a las habituales críticas del líder de Cepyme, Jesús Bárcenas, que lleva tiempo enfrentado a Díaz Ferrán.

Eso sí, todo de puertas a fuera. "Los pasillos de la CEOE eran un hervidero", cuentan fuentes de la patronal. Y para que nadie olvidara la situación, una veintena de monjes del Monasterio del Cobro, contratados por los empleados de Air Comet acamparon frente a la madrileña sede de la CEOE. Sin embargo, nadie osó pedir cuentas a un presidente cuya situación personal podría hipotecar el liderazgo que debe ejercer en plena negociación de la reforma laboral.

Una de las razones que evitan las voces discordantes es el férreo apoyo que el líder patronal tiene en la mayoría de sus vicepresidentes. No en vano, al ser elegido presidente, Díaz Ferrán dobló el número de vicepresidencias para tener cerca a un mayor número de personas de su confianza.