5.000 hipotecas nuevas en 2009

'Sí, damos hipotecas', la nueva campaña del BBVA

Tras conceder más de 5.000 hipotecas en 2009, BBVA lanza una nueva campaña para captar nuevos clientes hipotecarios.

BBVA ha renovado su compromiso con familias, autónomos y empresas con el lanzamiento de una nueva gama de soluciones financieras con la que pretende favorecer su acceso al crédito y apoyarles en sus necesidades de financiación en el actual entorno económico.

Esta iniciativa incluye una campaña para impulsar la concesión de créditos hipotecarios -denominada 'Sí, damos hipotecas'-, con la que el Banco quiere trasladar a los clientes su total predisposición a financiarles la adquisición de su vivienda.

BBVA ha lanzado en su red comercial la campaña 'Sí, damos hipotecas', con la que quiere transmitir al mercado -clientes y no clientes- su predisposición a seguir financiando la adquisición de vivienda en el actual entorno económico. El banco se compromete a contestar en 48 horas a la solicitud del cliente.

La entidad financiera, que concedió el pasado año más de 50.000 hipotecas nuevas a particulares para la adquisición de vivienda y alcanzó una facturación de 9.236 millones de euros, viene ganando de forma sostenida cuota de mercado en esta actividad, según explica en una nota de prensa

Al cierre de 2009 contabilizó un stock de crédito hipotecario para la compra de vivienda de 77.670 millones de euros, un 2,5% superior al saldo que registró a finales de 2008. Este crecimiento le permitió ganar 41 puntos básicos de cuota de mercado frente al sector y situarla en el 12,79%.

Robar clientes a la competencia

'Ven a casa 2010' es una nueva campaña que supone un regalo de 2.000 euros en el momento de formalizar la hipoteca a los clientes que traspasen al banco su crédito hipotecario. La rebaja de la cuota mensual de hasta el 30%, ya que la Hipoteca Ven a Casa permite no pagar capital durante un periodo de hasta 36 meses o aplazar al final del vencimiento parte del pago del capital prestado.

La entidad explica que la bonificación de los 2.000 euros está condicionada a la permanencia de la operación durante 15 años, así como el pago puntual de las cuotas. La oferta se dirige a subrogaciones y constitución de hipotecas de particulares procedentes de otras entidades con un importe mínimo de 100.000 euros.

Además de esas ventajas para los traspasos de hipotecas, los clientes que decidan contratar su crédito hipotecario en BBVA se pueden beneficiar de las ventajas de la Hipoteca Fácil y que suponen la financiación en un plazo de hasta 40 años, la reducción de hasta 0,30 puntos porcentuales en el tipo de interés en función de la transaccionalidad y la vinculación del cliente con el banco. Además, el cliente dispone de facilidades adicionales como poder suspender hasta dos cuotas al año con un máximo de 10 en la vida del préstamo, que puede resultarle muy útil en caso de algún imprevisto

Con el mismo objetivo de dar acceso al crédito a los particulares e impulsar el consumo, BBVA también ha renovado su oferta de créditos personales para adaptarla y dar respuesta a las necesidades de sus clientes. El banco ofrece créditos al consumo personalizados en los que el tipo de interés de salida, ya de por sí muy competitivo, se bonifica hasta en un 2% en función de la transaccionalidad (nómina, recibos domiciliados o tarjetas) y la vinculación del cliente. Además, el plazo de estos créditos llega hasta 10 años, dependiendo del perfil del cliente, el importe y el destino del préstamo.