No resuelve los problemas de fondo

Merkel, contraria a conceder precipitadamente ayudas económicas

La canciller alemana, Angela Merkel, se manifestó hoy contraria a conceder a Grecia ayudas económicas de forma precipitada, pues a su juicio con ello no se resuelven los problemas de fondo, y se corre el peligro de debilitar el euro.

"La situación de Grecia no es producto de las embestidas de los especuladores, estos sólo la han agravado, sino de una violación del Pacto de Estabilidad Europeo que se prolongó durante años", dijo Merkel durante el debate presupuestario celebrado hoy en el Bundestag.

La canciller insistió que si bien Europa es una comunidad solidaria, en la que no se debe abandonar a nadie, "de nada sirven únicamente las manifestaciones de amistad y las ayudas precipitadas".

Lo que hace falta es que Grecia "ataque el problema por la raíz y aplique rigurosamente su plan de ahorro", dijo.

En ese contexto, la líder cristianodemócrata defendió las ideas formuladas por su ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, de reformar los tratados de tal forma que posibiliten "como ultima ratio" expulsar a un país de la eurozona.

"Actualmente no tenemos los instrumentos adecuados. Cuando se ideó el tratado (de Maastricht) se planteó como sanción máxima para el país que viole el Pacto de Estabilidad que tenga que pagar una multa a la Comisión Europea. ¿Pero cómo lo va a hacer un país que no tiene dinero?", agregó.

Merkel no entró en más detalles y tampoco se refirió a la propuesta de Schäuble de crear en el futuro un Fondo Monetario Europeo para evitar bancarrotas de socios, iniciativa que ella ha calificado de "un buen enfoque", pero que, a su juicio debe entenderse como un "último recurso", al final de "una cadena de reacciones.