Agencias de calificación

Moody's cambia a negativa la perspectiva de Euskadi, Vizcaya y Guipúzcoa

La agencia de medición de riesgos Moody's ha cambiado hoy de estable a negativa la perspectiva del rating 'Aaa' del País Vasco y de las diputaciones de Vizcaya y Guipúzcoa, como consecuencia "del rápido deterioro previsto del presupuesto corriente y de los indicadores de deuda".

Marisol Blázquez, analista de los diferentes gobiernos en la Comunidad Autónoma del País Vasco, a través de un comunicado, ha destacado que mientras en los últimos años estas administraciones han presentado "buenos resultados financieros", desde 2008 "el entorno económico restrictivo ha afectado a la recaudación de los tributos concertados, haciendo que se incremente el endeudamiento para financiar sus inversiones".

Blázquez ha explicado que la decisión de Moody's refleja "los desequilibrios que muestran los presupuestos iniciales de 2010 de cada administración y sus consecuencias para la evolución de sus respectivos déficit y niveles de endeudamiento a medio plazo".

Moody's ha explicado que el mantenimiento del rating 'Aaa' para las tres administraciones (Álava no ha sido calificada) se apoya en el alto grado de autonomía fiscal de las administraciones vascas, en la relación "sumamente estrecha" entre ellas a través de Consejo Vasco de Finanzas y en "los mecanismos de solidaridad que existen entre las distintas administraciones".

La posición de Moody's de cara al futuro se basará, según ha adelantado la compañía, "en las medidas adoptadas para hacer frente adecuadamente en el tiempo a los desequilibrios presupuestarios actuales" y en si éstas "contribuyen a reducir la necesidad de recurrir al endeudamiento a medio plazo".

Moody's ha sugerido que "valoraría positivamente todo ingreso recurrente que pudiese contribuir a reducir el recurso al endeudamiento en el futuro", aunque reconoce que el "difícil entorno económico podría impedir que las entidades vascas recurran a su amplia capacidad recaudatoria, lo que reduciría su margen de maniobra en el futuro".

En lo que se refiere a la administración del País Vasco Moody's ha recordado que el presupuesto para 2010 prevé una ratio negativa de Ahorro Bruto sobre ingresos corrientes del 8%, un déficit equivalente al 24% de sus ingresos corrientes y que para financiar este déficit se recurrirá al endeudamiento. Con ello, según Moody's, la ratio de deuda directa sobre ingresos corrientes "se incrementaría hasta aproximadamente el 50%, desde el 6% de 2008".

En cuanto a Vizcaya la agencia de calificación destaca que el cambio de la perspectiva se produce principalmente como consecuencia del "fuerte deterioro" en el presupuesto corriente de la provincia en 2009, donde se ha producido "un incremento del déficit y un empeoramiento de los indicadores de la deuda".

En esta línea señala que Vizcaya registró el año pasado un descenso del 16% interanual en sus ingresos fiscales, lo que refleja en gran medida una reducción en la recaudación del impuesto de sociedades y del IVA (con una caída del 21% y el 18%, respectivamente).

Moody's ha considerado que la combinación de un descenso en la recaudación fiscal y el nivel constante de las inversiones probablemente se traducirá en un mayor déficit para 2009.

En este contexto, según la agencia, la ratio de deuda directa sobre ingresos corrientes probablemente se incrementará hasta alcanzar cerca del 70% en 2010 frente al 37% en 2008.

Sobre Guipúzcoa Moody's ha valorado que "sigue presentando una situación financiera satisfactoria, con niveles positivos de Ahorro Bruto corriente y ratios de endeudamiento moderados previstos para 2009".

No obstante, ha advertido, su presupuesto corriente "se ha visto sometido a una mayor presión debido a las duras condiciones económicas, lo que probablemente provocará un deterioro de su ahorro corriente, un empeoramiento del déficit financiero y un incremento del endeudamiento en 2010".