La propuesta no obtuvo votos en contra

El Consejo de Caja Navarra aprueba su integración en el grupo Banca Cívica

El Consejo General de Caja Navarra, reunido en sesión extraordinaria, aprobó esta mañana el proceso de integración de Caja Navarra en el grupo Banca Cívica. La propuesta obtuvo 29 votos a favor, 1 voto de abstención y ningún voto en contra.

Los dos socios de CAN en el Grupo Banca Cívica, CajaCanarias y Caja de Burgos, cuyos consejos de administración ya dieron el visto bueno al proyecto, reunirán a sus asambleas (equivalentes al Consejo General de CAN) los próximos 25 y 27 de marzo, respectivamente, para tomar la decisión definitiva.

A partir de entonces, quedará pendiente la aprobación por parte de las instancias supervisoras, cuyas autorizaciones administrativas son necesarias para empezar a trabajar como Grupo Económico Consolidado.

Durante su intervención en el Consejo General, el presidente de Caja Navarra, Miguel Sanz, hizo referencia a dos "procesos clave para el futuro de Caja Navarra que nos colocan en vanguardia de nuestro sector", la formación de un Grupo Económico Consolidado y la reforma estatutaria.

Respecto al primero, "pionero en su concepción", destacó que se trata de un proyecto "presidido por criterios estrictamente empresariales, buscando la eficiencia, la complementariedad empresarial, la ausencia de solapamientos y un anhelo común por extender la estrategia de la banca cívica desde nuestros territorios naturales al resto del mercado nacional y, especialmente, al internacional".

Sobre la reforma estatutaria, anunció que "en muy próximas fechas se aprobará, tanto por parte del Ministerio de Economía y Hacienda como del Gobierno de Navarra, el texto estatutario convenido entre ambas administraciones". "Ambos procesos son clave para el futuro de Caja Navarra y posicionan a nuestra entidad en una situación privilegiada desde el punto de vista del negocio, de la profesionalización y de nuestra relación con la sociedad ante un futuro que, sin duda, va a ser tremendamente exigente y competitivo", añadió.

Primeros pasos, en octubre

El grupo Banca Cívica dio sus primeros pasos en octubre de 2009, cuando Caja Navarra y CajaCanarias acordaron la constitución de un grupo económico y la unificación de sus negocios. Posteriormente, en el mes de diciembre, se incorporó a este proceso Caja de Burgos.

Mientras las tres entidades avanzan en su plan de integración, dos nuevas cajas podrían sumarse al proyecto, Caja Ávila y Caja Segovia, que firmaron el pasado martes 9 de marzo el protocolo de intenciones, un documento que da inicio a los estudios y negociaciones necesarias para su integración en el grupo.

La fórmula de integración será la creación de un Grupo Económico Consolidado (GEC) que ofrecerá resultados consolidados y permite figurar ante las instancias supervisoras y los mercados internacionales como una sola entidad. Sin embargo, permite a las cajas mantener su marca, personalidad jurídica, obra social y gestión de redes comerciales en sus territorios naturales.