Para reducir el déficit

La CE considera que España ha sido "demasiado optimista" en su plan de estabilidad

La Comisión Europea (CE) considera que las condiciones de crecimiento económico y recaudación barajadas por el Gobierno español para elaborar el programa de estabilidad que le permitirá reducir el déficit público por debajo del 3% en 2013 son "demasiado optimistas", informaron hoy a Efe fuentes comunitarias.

La Comisión Europea se pronunciará el próximo miércoles sobre el programa de estabilidad actualizado de varios países, entre ellos España, Alemania, Austria, Bélgica, Finlandia, Francia, Irlanda, Italia, Holanda y Eslovaquia.

En el dictámen que hará público ese día, el Ejecutivo comunitario pedirá más precisiones al Ejecutivo español sobre las medidas de ahorro que pretende adoptar a partir del ejercicio 2011, que carecen de la concreción necesaria, según fuentes comunitarias.

La Comisión Europea también expresará otro punto de preocupación sobre los planes de saneamiento español, al considerar que éstos se verán afectados por las cifras de crecimiento económico y recaudación pública, que a juicio del Ejecutivo comunitario, serán menores de lo augurado por España para ese periodo.

A parte de estos dos aspectos, "no se producirán más sorpresas" en el dictámen de la Comisión Europea sobre la actualización del programa de estabilidad español para el periodo 2009-2013, que el equipo del comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, ya ha cerrado.

Además de España, otros países recibirán similares matizaciones y peticiones de mayor concreción en la comunicación que la Comisión Europea publicará la próxima semana, según informaron las mismas fuentes.

Ahorro de 50.000 millones

La actualización del Programa de Estabilidad 2009-2013, aprobada por el Consejo de Ministros el 29 de enero pasado, pretende un ahorro para las arcas públicas españolas de casi 50.000 millones de euros hasta el año 2013.

El Plan plurianual de austeridad aprobado ese día generó una considerable polémica en España al incluir una mención a la posibilidad de ampliar diez años el cómputo de la pensión de jubilación; que tuvo que ser retirada menos de una semana después debido al rechazo social que provocó.

Entonces, el ministerio de Economía precisó que el Gobierno no había "propuesto ampliar" el cómputo, aseguró que se trataba de "una simulación que había podido interpretarse como una propuesta concreta" y envió una corrección a la CE para que retirara "ese ejemplo".

Por otra parte, en noviembre pasado, la CE consideró que España había tomado medidas eficaces para sanear sus cuentas pero avisó de que la mala situación económica le iba a impedir reequilibrar el presupuesto al ritmo exigido, por lo que le dio un año más (hasta 2013) para regresar a un déficit por debajo del 3% como marca el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

El 25 de febrero pasado, la Comisión Europea publicó sus previsiones de crecimiento de la economía española para el presente ejercicio y calculó que el PIB español se contraerá un 0,6% en 2010, dos décimas menos que sus anteriores estimaciones pero el doble del porcentaje que maneja el Gobierno, situado en el -0,3 por ciento.