En los hedge funds y el capital riesgo

Brown y Sarkozy anuncian un próximo acuerdo sobre la regulación de los mercados

El primer ministro británico, Gordon Brown, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, anunciaron hoy que es cuestión de días que se alcance un acuerdo en la Unión Europea (UE) para la futura regulación de los mercados financieros. "Podemos llegar a una solución en los próximos días sobre estos asuntos", dijo Brown en referencia al establecimiento de reglas comunitarias para la regulación de los fondos alternativos (hedge funds) y los fondos de capital riesgo, así como para impulsar la necesidad de imponer una tasa impositiva global a los bancos.

El primer ministro británico y el presidente francés comparecieron ante la prensa tras reunirse en el número 10 de Downing Street y subrayaron que en este tema ha quedado patente la fortaleza de la relación bilateral entre Londres y París.

Sarkozy explicó que ambos países están trabajando conjuntamente para "intentar encontrar un punto de equilibrio que nos permita regular y garantizar la transparencia, evitar los riesgos del sistema y asegurar que la City (el centro financiero de Londres), un activo principal para Europa, no se sienta amenazada o dañada".

No obstante, el mandatario francés reconoció que aún no se ha dado con la fórmula ideal que contente a todos.

Brown, que ha hecho de la necesidad de propiciar un mayor control de las transacciones financieras uno de los ejes centrales de su política económica tras la crisis de 2008, destacó por su parte que la futura regulación deberá atender a dos principios fundamentales.

Por un lado, explicó Brown, habrá que "proteger los intereses generados por el sector de los servicios financieros" y, por otro, la futura prosperidad de la City, uno de los principales pulmones económicos del Reino Unido y, por extensión, de la Unión Europea.

Ambos líderes también coincidieron en la crítica hacia la administración estadounidense, a la que acusaron de favorecer a una empresa nacional (Boeing) para lograr un multimillonario contrato con la Fuerza Aérea, en detrimento de un consorcio europeo.

En palabras del presidente francés, "ésta no es la manera correcta de que Estados Unidos trate a sus aliados europeos. Si quieren ser la punta de lanza de la lucha contra el proteccionismo, no deberían estar planteando este ejemplo de proteccionismo".

Brown agregó: "creemos en el libre comercio, creemos en los mercados abiertos, creemos en la competitividad".