Pujará por redes de telefonía fija

Telefónica da un giro a su estrategia en México para reforzar su posición ante Slim

Telefónica va a adentrarse en un nuevo negocio en México, la telefonía fija. Lo hará al participar en la licitación de redes troncales que va a abrir el Gobierno. Pero su objetivo no es ampliar su cartera de productos, sino reforzarse ante su archienemigo, Carlos Slim. Las nueves redes permitirán a la española romper los lazos con su rival y mejorar su servicio de móvil.

Telefónica da un giro a su estrategia en México para reforzar su posición ante Slim
Telefónica da un giro a su estrategia en México para reforzar su posición ante Slim

Hace casi una década que Telefónica desembarcó en la telefonía móvil de México y desde entonces las operadoras del magnate Carlos Slim han sido sus grandes rivales, pero también sus colaboradoras necesarias. La española compite con ellas, sobre todo con la filial celular de América Móvil en el país, pero sólo dispone para ello de una red de móvil, de forma que necesita la red de troncal de telefonía fija de Telmex, la otra operadora de telecomunicaciones de Slim, para garantizar su servicio y transportar las llamadas.

Esta situación ha disparado la conflictividad entre la operadora española y sus rivales. Telefónica ha denunciado continuamente supuestas trabas de las mexicanas, por entorpecer el acceso a sus redes con el objetivo de empeorar su servicio de móvil.

El grupo de Carlos Slim tiene otra visión y asegura que los problemas proceden de la falta de inversiones en red de Telefónica. Si la española quiere competir, que ponga los medios para ello en lugar de pedir el amparo de los reguladores, son sus argumentos.

TELEFÓNICA 6,33 -3,24%

Ahora, Telefónica está decidida a cambiar esta situación. La Comisión Federal de Electricidad de México va a sacar a subasta dos hilos de la extensa red de fibra óptica que está en sus manos, con el objetivo de crear una nueva red mayorista de telecomunicaciones en el país. Esto significa que los rivales de América Móvil y Telmex ya no van a tener que recurrir necesariamente a las infraestructuras de estas compañías, sino que podrán apelar a otras opciones.

Y Telefónica quiere ser una de ellas. Sola o acompañada, la española participará en esta subasta, según aseguran fuentes cercanas a la compañía. De hecho, el presidente de Telefónica en México, Francisco Gil, reconoció ayer a varios medios locales que hay contactos con otras operadoras, como empresas locales, de cable e, incluso, con Televisa, para formar un consorcio y hacer una oferta conjunta.

La necesidad de unirse procede del precio. No está claro todavía en qué niveles rondará la licitación, pero las afectadas calculan que será caro y más si todas compiten entre sí. Puesto que se trata de una red mayorista que puede ser compartida entre varias sin problemas, una de las formas de reducir el desembolso es aliarse, sobre todo para las empresas más pequeñas.

A falta de conocer los términos de la subasta, que se resolverá en junio, la participación de Telefónica en la puja supondría la primera incursión de calado de la española en telefonía fija en México. Pero, en principio, su propósito no es ampliar los servicios que está dando ahora y entrar en telefonía fija, sino reducir su dependencia de las empresas de Slim, eliminar las trabas que asegura que padece y mejorar así el producto de telefonía móvil que vende a los clientes. A medio plazo, además, Telefónica podrá ver reducidos sus costes. Una vez recuperada la inversión en la compra de la red troncal, la española comenzará a ahorrarse los pagos que hace ahora a Slim.

La amenaza de la operadora pública de Brasil se retrasa

El Gobierno de Brasil está decidido a llevar la banda ancha a todos los rincones del país y a competir para ello con las operadoras privadas. Pero lo hará con algo más de retraso de lo previsto. Así lo aseguró ayer el ministro de Comunicaciones Públicas brasileño, Franklin Martins, en una comparecencia en el Congreso. El Gobierno, explicó, no será capaz de implantar este año la extensión de la banda ancha a todo el país.

Pocas horas después, el responsable de Política Digital del Ejecutivo de Luiz Inácio Lula da Silva intentó quitar hierro a estas declaraciones. La extensión de la banda ancha no se completará en 2010, pero este año se aprobará el plan y se sentarán las bases para ello. Según este directivo, el programa llegará este ejercicio a 300 localidades.

La iniciativa del Gobierno de Lula Da Silva de resucitar la empresa pública Telebras y convertirla en una operadora que venda acceso a internet a alta velocidad en todo Brasil a precios mucho más reducidos que las otras compañías es una amenaza para empresas como Telefónica. En cualquier caso, el retraso anunciado da más tiempo a estas firmas para reaccionar y poder competir mejor.

Subasta de móvil

En las mismas fechas que la licitación de la red de fibra, está previsto que se resuelva una de las grandes reclamaciones de Telefónica en México: la venta de espectro celular. Durante años, la española ha criticado la falta que tiene de espectro, porque condiciona su capacidad de competir.