El martes, fecha tope

Termina el plazo para que British Airways evite la huelga de sus trabajadores

British Airways (BA) tendrá que llegar a un acuerdo con los sindicatos antes de este martes para evitar que su personal de cabina inicie movilizaciones en protesta por la reducción de empleos y el cambio en las condiciones laborales propuestos por la dirección de la aerolínea.

Los miembros del sindicato Unión, que representa a parte de los trabajadores de BA, ya votaron en dos ocasiones y de forma mayoritaria a favor de convocar una huelga, mientras que un segundo sindicato, Unite, prefirió continuar con las negociaciones antes de fijar fechas para los paros laborales.

Las negociaciones, que duran ya siete semanas, fueron auspiciadas por la confederación de sindicatos Trade Union Centre (TUC), que fijó, junto a la dirección de BA, la fecha del 9 de marzo para "decidir si es posible o no alcanzar un acuerdo aceptable".

Los propios sindicatos ofrecieron un recorte salarial del 2,6%, que podría llegar hasta del 3,4%, y una congelación de sueldo durante dos años para conseguir un ahorro de decenas de millones de libras, según diversas estimaciones.

Por su parte, BA ya redujo el número de personal de cabina para cada vuelo, una medida que fue calificada por la compañía de "irreversible" y que buscaba reducir costes.

Los sindicatos tienen hasta el 15 de marzo para anunciar su calendario de protestas laborales y deberán notificar cualquier tipo de huelga con siete días de antelación, aunque ya se acordó que no se producirán paros durante la Semana Santa.

Ante la posibilidad de una eventual huelga, BA aseguró que cuenta con 1.000 voluntarios de su plantilla para trabajar como personal de cabina si los planes de huelga siguen adelante.

El presidente de BA, Willie Walsh, reveló también que la empresa alquilará los servicios de 23 tripulaciones completas de compañías que ofrecen vuelos chárter, para mantener un servicio fluido en los vuelos que despegan desde el aeropuerto londinense de Heathrow.

Aunque afirmó que quiere llegar a un acuerdo para que no sigan adelante los plantes de huelga de los trabajadores, Walsh subrayó que no habrá cambios en las decisiones tomadas acerca de las tripulaciones de a bordo, ya que su objetivo es "mantener tantos clientes como sea posible".

BA registró en el último trimestre de 2009 unas pérdidas antes de impuestos de 50 millones de libras (57,3 millones de euros ó 78,6 millones de dólares), una cifra que mejoró la de los seis meses previos, cuando la aerolínea acumuló unas pérdidas de 300 millones de libras (344 millones de euros ó 472 millones de dólares).

La compañía afirmó que la política de drásticos recortes ha ayudado a mejorar los resultados en el último trimestre y destacó que ha conseguido el primer beneficio operativo en más de un año: 25 millones de libras, frente a unas pérdidas de 51 millones entre octubre y diciembre de 2008.