Espera un año complicado para el sector

Aviva España eleva un 12% su beneficio en 2009 hasta los 133 millones

Aviva cerró el año 2009 con un beneficio neto en España de 133 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 12%, en un año complicado pero en el que la compañía logró salir airosa, explicó su presidente ejecutivo, David Angulo.

El volumen de negocio de la entidad alcanzó 2.484 millones de euros, de los que 1.827 millones correspondieron a primas emitidas y 657 millones a aportaciones a pensiones. La cifra total de fondos gestionados fue de 13.720 millones, un 3% más.

El beneficio bruto creció un 13%, hasta los 190 millones de euros, y confirma la buena evolución del grupo, que cerró el ejercicio 2009 con un beneficio operativo después de impuestos de 1.315 millones de libras, frente a los 885 millones de libras de pérdidas de 2008.

A pesar del buen comportamiento de la entidad y del sector durante 2009, el consejero delegado de la aseguradora, Ignacio Izquierdo, pronosticó que 2010 va a seguir siendo un año "complejo", ya que la economía continuará complicada y el paro seguirá creciendo, lo que afectará al sector financiero, uno de los principales socios del seguro.

Por líneas de negocio, en bancaseguros, Aviva logró un volumen de 2.228 millones de euros y lidera este canal al distribuir seguros a través de empresas conjuntas con Bancaja (Aseval); Unicaja (Unicopr Vida); Caja Granada (Caja Granada Vida); Caixa Galicia (CXG Aviva); Caja España (Caja España Vida) y Cajamurcia (Cajamurcia Vida).

Angulo resaltó que bancaseguros ha tenido un comportamiento "fantástico" en Europa, ya que cuenta con 46 acuerdos y acceso a más de 30 millones de clientes, y que España también representa un papel muy importante en este segmento y que seguirá contribuyendo de forma equilibrada.

En el resto de áreas, destacó el crecimiento de Aviva Vida y Pensiones, que elevó un 6,5% sus recursos gestionados, mientras que Aviva Servicios Compartidos logró reducir sus costes un 13%, y se convirtió en una de las principales claves de la compañía al optimizar recursos y elevar la eficiencia de la aseguradora.

Empujón a las reestructuraciones

Respecto a la reestructuración del sector de las cajas de ahorro, Angulo subrayó que Aviva siempre ha mostrado el deseo de estar cerca de sus socios y que la prioridad durante 2010 será ésta, más que la de acometer compras, aunque no descartó nada. "No vamos a perder socios en la reestructuración, vamos a ganar distribución", añadió.

En este sentido, ambos directivos destacaron que el hecho de que la ayuda del Frob se agote en junio acelerará las operaciones que requieran de estos fondos, pero subrayaron que no se cerrarán todos los procesos, sino que habrá una segunda oleada destinada a consolidar a aquellas entidades que no estén en apuros.

Asimismo, insistieron en que la reestructuración de las cajas no afectará al negocio de ninguna de las entidades y confió en la acción de los gestores de Caja España, uno de sus socios, y Caja Duero, en su posible integración.

Habrá otra oleada de reestructuraciones

En este sentido, Angulo subrayó que las entidades se "despistarán más bien poquito" del negocio, ya que con la caída de los márgenes, los seguros y las comisiones ligadas a esta actividad constituirán una fuente importante de ingresos.

Izquierdo también recordó que el ahorro en seguros superó al de los fondos de inversión en 2009, lo que demuestra que los seguros se "están defendiendo" bien, aunque volvió a insistir en la necesidad de que se fomente fiscalmente el ahorro a largo plazo, ya que en la actualidad se grava de igual forma el ahorro a corto plazo que a largo plazo.