Fue uno de los principales accionistas de Metrovacesa

La CNMV multa con 10.000 euros a Bautista Soler

La Comisión Nacional del Mercado de Valores ha impuesto una multa de 10.000 euros a Bautista Soler Crespo, que fue uno de los principales accionistas de Metrovacesa durante la presidencia de Joaquín Rivero. La sanción se produce por la falta de remisión en plazo a la CNMV de informaciones requeridas, según publica hoy el BOE.

Bautista Soler Crespo (Turís, Valencia, 1929) es uno de los nombres de referencia del sector inmobiliario de la Comunidad Valenciana. Comenzó a mediados de la década de los cincuenta a ejercer de lo que entonces se conocía como corredor de fincas para poco a poco ir creando un importante grupo inmobiliario en Valencia. Al margen de su actividad inmobiliaria, Soler destaca por su implicación en el negocio del espectáculo. Ha llegado a gestionar hasta 42 pantallas de cine en Madrid y 14 en Valencia y llegó a producir 10 películas españolas. Su hijo Juan Bautista Soler, presidió el Valencia CF, del que Soler Crespo fue su primer accionista.

El empresario valenciano se unió a Joaquín Rivero cuando entre 2006 y 2007 la familia Sanahuja trató de hacerse con el control de Metrovacesa en su intento por desbancar a Rivero de la presidencia de la inmobiliaria. El enfrentamiento terminó con el reparto de Metrovacesa, quedándose Rivero y Soler con el control de la inmobiliaria francesa Gecina y activos de Metrovacesa en España. En la actualidad Soler se mantiene como el segundo mayor accionista individual de la inmobiliaria Gecina, tras Joaquín Rivero.