Valor a examen

Las energías 'verdes' mejoran el interés del mercado por Endesa

La apuesta por las renovables eleva el potencial de una empresa marcada por el escaso capital que se negocia en la Bolsa

El arranque de Endesa en el mercado bursátil en los dos primeros meses del año no había sido hasta ahora demasiado brillante; el 22 de febrero marcó el mínimo anual con una cotización de 20,9 euros. No obstante, desde el pasado viernes -día en el que presentó resultados del pasado año- los inversores parecen que encuentran la compañía algo más atractiva. Ha subido desde entonces un 6,1% hasta 22,48 euros y reduce sus pérdidas anuales a 6,12%. Además, el volumen de negociación en las ultimas seis jornadas ha mejorado un 40% respecto a la media del año hasta el millón de títulos diarios.

Pero los analistas creen que esta trayectoria se no debe únicamente al balance de 2009, aunque en general haya sido bien valorado. Lo que se perfila como una apuesta más organizada y potente por las energías verdes estaría detrás de este comportamiento, aunque al proyecto le quede por delante mucho recorrido.

Endesa ha anunciado una reordenación de sus activos renovables en la Península Ibérica, que realizará junto a la italiana Enel, que controla el 92% de su capital. La operación supone el traslado a una sociedad de los activos que ahora están repartidos entre Eufer -participada por Enel y Gas Natural- y los que siguen en manos de Endesa después de la venta de 2.000 megavatios a Acciona. De la compañía creada, Endesa tendrá el 40% del capital y el grupo italiano, a través de Enel Green Power, el 60%.

Los expertos destacan que el impacto será más significativo a medio y largo plazo

ENDESA 25,95 0,50%

Para Víctor Peiró, de Caja Madrid, la transacción en principio debería ser neutra porque consiste en cambiar una propiedad directa por una participación en nueva empresa. Sin embargo añade que, una vez culminado el proceso, se puede crear valor. Y cita tres razones: los activos tendrá más visibilidad en una empresa posiblemente cotizada, se pueden generar sinergias de costes y la diversificación de mercados reduce el riesgo que conlleva la regulación.

Antonio López, director de análisis de BNP Paribas Fortis, destaca que se trata de una operación de recomposición que el mercado esperaba, que se produce en el contexto de la estrategia de sacar a Enel Green Power a Bolsa o de darle entrada a socios como el fondo soberano Mubadala de Abu Dhabi. Añade, no obstante, que quedan temas por definir, y uno de ellos es si Gas Natural venderá su participación en Eufer o cómo se realizará la valoración de los activos.

El analista de BNP Paribas Fortis cree que el actual no es un mal momento para Endesa, pero matiza que para elegirla como inversión hay que tener en cuenta su situación accionarial: se trata de una filial con un escaso free float -el 92%- (parte del capital que se negocia libremente en Bolsa), que cuenta, por tanto, con poca independencia de gestión, aunque tal vez más en América Latina. Añade que, aunque vaya a pagar 1,028 euros por dividendo a cargo de 2009, ha perdido el atractivo que le otorgaba destinar a los accionistas las plusvalías obtenidas por la venta de activos -pagó las debidas a la venta a Eon, pero no las obtenidas con Acciona-.

Y José Martín-Vivas, de Ahorro Corporación, estima que esta transacción es positiva, pero que igualmente importa cómo se acabará haciendo. Además va más allá y se refiere al plan estratégico que se presentará el próximo 18 de marzo. Concluye que el programa podría suponer un recorte de las inversiones y de los planes de crecimiento de la eléctrica, pese a que la compañía no tenga problemas de deuda ni malos ratios financieros.

Natalia Aguirre, de Renta 4, afirma que la repercusión en Endesa dependerá de la valoración de los activos, pero que en el medio plazo le facilitaría poner en valor su división de renovables, al formar parte de un grupo más grande, diversificado e internacionalizado.

Más masa crítica que facilita el crecimiento

Los parámetros que se barajan para el movimiento que va a protagonizar Endesa se valoran en sí, pero con lo que en realidad más se relacionan es con otro de más dimensión: la puesta en marcha de Enel Green Power. Va a ser uno de los grupos líderes del mundo del sector, detrás de Iberdrola Renovables, Florida Power y Acciona, pero por delante de EDF Nouvelles. La compañía, según Caja Madrid, tendría un valor empresa entre 13.000 y 14.000 millones, y de la que Endesa tendría entre el 12% y el 16%. No obstante, por el momento la aportación al Ebitda (resultado bruto de explotación) no será relevante.

Sin embargo, la inclusión de sus planes en el contexto de ese grupo da más relevancia a sus planes de expansión. Toma masa critica para acceder a proyectos y al contar como accionista a Enel Green Power -que estará entre los cuatro mayores productores de energías renovable del mundo- mejora su capacidad de compra de turbinas, concluyen los expertos.