Alegan que vulnera la normativa laboral

Los controladores piden en la Audiencia la derogación del decreto de Fomento

El sindicato de los controladores aéreos, USCA, presentó el viernes una demanda en la Audiencia Nacional contra el real decreto aprobado por el Gobierno el 5 de febrero. Alegan que vulnera los "derechos fundamentales" e incumple la normativa laboral vigente.

Los controladores piden en la Audiencia la derogación del decreto de Fomento
Los controladores piden en la Audiencia la derogación del decreto de Fomento

Los controladores aéreos han movido ficha en el largo conflicto que mantienen con AENA y el Gobierno. El viernes, la Unión Sindical de los Controladores Aéreos (USCA) presentó una demanda contra el real decreto aprobado por el Gobierno el pasado 5 de febrero. En este texto se establece que la jornada laboral de este colectivo será de un máximo de 1.750 horas anuales, frente a las 1.200 actuales, se suspende la prejubilación a los 52 años y se abre la prestación del servicio de control aéreo a empresas distintas a AENA.

El colectivo, que agrupa a 2.400 profesionales, considera que el real decreto "vulnera diversos artículos de la Constitución Española", algunos de ellos "relativos a derechos fundamentales", concretamente, por el incumplimiento "de la normativa laboral vigente".

"La alteración de las condiciones de trabajo ha provocado la modificación, vulneración e inaplicación de las pactadas y establecidas en el I Convenio Colectivo Profesional de los Controladores Aéreos suscrito entre Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) y el citado colectivo", se señala en la citada demanda.

Horas extraordinarias

El objetivo del real decreto es reducir los costes de la navegación, ya que en él las horas extra que pueden hacer los controladores se limitan a 80 al año, cuando actualmente el tope son 600. Según el Ministerio de Fomento, el origen de los elevados sueldos es que una de cada tres horas que hacen los controladores es extraordinaria y éstas se pagan al triple que una normal. En 2008, de media, cobraron 340.000 euros anuales.

El propósito del Gobierno es reducir la retribución de este colectivo desde los 781 millones de euros anuales a los 281 millones, con lo que el sueldo medio anual pasará a los 200.000 euros.

En su momento, Fomento argumentó que el hecho de que la nueva regulación se aprobara por vía de urgencia estuvo motivada por la "imposibilidad" de llegar a un acuerdo con los controladores y la inminente fecha de expiración del pacto de productividad, el 31 de marzo. De hecho, en el real decreto, el Gobierno explicaba que tras 65 reuniones con los controladores aéreos para la firma de un nuevo pacto, había sido totalmente "imposible" alcanzar un acuerdo.

En el texto aprobado, además, se establece un régimen muy severo para las infracciones que se consideren muy graves, que incluye el "despido disciplinario".

Las negociaciones se retoman el 10 de marzo

AENA y USCA retomarán a partir del próximo 10 de marzo las negociaciones del segundo convenio colectivo, según acordaron el ente público y el sindicato mayoritario del sector, que agrupa al 95% de los 2.400 controladores en plantilla, en su primera reunión tras la aprobación del decreto el pasado 5 de febrero.

Por parte del ente público, las negociaciones serán llevadas a cabo por Cusan Abogados, despacho especializado en cuestiones de ámbito laboral y social, mientras que el sindicato de controladores ha contratado a Roca Junyent.

USCA, además, ha elevado las cuotas de sus afiliados de 30 a 100 euros al mes y ha remitido un recibo extra de 100 euros con el objetivo de financiar "el largo y duro" proceso legal que les espera. En total, recaudará 2,2 millones este año.