Reducen sus posiciones en Bolsa

Los gestores cubren sus carteras en febrero ante la inestabilidad bursátil

Un leve paso atrás. La incertidumbre generada por la crisis de la deuda griega, y su contagio a otros países como España, ha puesto en cuarentena el optimismo con que los gestores españoles iniciaron 2010. Según el último Barómetro de los Fondos de Lipper, los grandes inversores globales han reducido el peso de la renta variable en cartera y han aumentado levemente la liquidez.

Toca ponerse a cubierto. Las dudas renovadas sobre la recuperación y los problemas de deuda que arrastran numerosos países europeos han intensificado la incertidumbre durante el mes de febrero, lo que ha dado lugar a caídas de las Bolsas. El Ibex perdió un 5,61% el mes pasado y acumula un retroceso superior al 10% en lo que va de año. Con este escenario de volatilidad y numerosas incertidumbres sobre la mesa, los gestores de fondos españoles han reculado y, frente al optimismo manifestado en la encuesta de enero, han pasado de estar netamente sobreponderados en renta variable ha mantener una posición neutral.

Hasta un 69,23% de los gestores declara que tiene una posición neutral en Bolsa, frente al 46,15% de hace un mes. En la misma línea, la proporción de gestores que sobreponderan Bolsa en cartera ha pasado del 38,46% al 15,38%.

El resultado de este cambio de percepción sobre los mercados ha sido el descenso del peso de la renta variable en la cartera media de los gestores, que ha pasado del 41,59% en enero al 39,35% en febrero. Este descenso de la Bolsa en cartera se ha compensado con un aumento de las posiciones líquidas (el activo sin riesgo) del 18,92% al 19,03%, así como de la inversión en renta fija, que pasa del 36,39% al 38,5%, a pesar de la incertidumbre desatada en torno a la deuda soberana de los países desarrollados. Crece también en febrero el porcentaje destinado a inversiones alternativas, del 3,09% al 3,12%.

Los gestores sobreex-puestos a Bolsa han pasado del 38,46% al 15,38%

De cara a los próximos tres meses, la gran mayoría de los gestores prevé realizar pocos movimientos en cartera. Sólo un 15,38% de los grandes inversores espera incrementar su posición en Bolsa, mientras que otro tanto baraja reducir su exposición.

Regionalmente, los gestores parece que quieren evitar el efecto divisa sobre las carteras, habida cuenta de la volatilidad de las últimas semanas. Hasta un 46,15% de los gestores está sobreponderado en renta variable de la zona euro, frente a un 7,69% en Europa no euro o el 30,77% que apuesta por Estados Unidos. No obstante, sólo un 38,46% de los gestores opina que el problema de la deuda en la zona euro se resolverá a corto plazo, frente al 53,85% que declara que es conveniente aligerar las posiciones en Bolsa de la eurozona.

La mayoría de los sondeados opina, en cualquier caso, que el dólar está infravalorado frente al euro, y un 50% señala que la divisa estadounidense será la que arroje mejores retornos en los próximos 12 meses.

En el terreno de la renta fija, las apuestas siguen concentradas en el crédito, es decir, las emisiones privadas. Un tercio de los encuestados declara tener una sobreexposición a este tipo de activos, mientras que predominan las posiciones neutrales en deuda pública. La gran mayoría de los grandes inversores, un 69%, considera improbable que la renta fija ofrezca mejores retornos que la renta variable en los próximos 12 meses.

Las cifras

69,2% es el porcentaje de gestores que cubre ocasionalmente la divisa en cartera, según las perspectivas de mercado.

46,2% es la proporción de gestores que opina que la Bolsa europea está sobrevendida.