Innovación participativa

Renault logra ahorros gracias a la fabricación con ideas de toda la plantilla

La fábrica de cajas de velocidades de Renault en Sevilla logró un ahorro de 900.000 euros durante 2009 gracias a un sistema de innovación participativa que implica a todos sus empleados, según explicó el subdirector de la planta, Alfonso García Agúndez en su intervención en el I Encuentro para la Innovación y la Creatividad, organizado por la Diputación de Sevilla.

Este sistema de innovación participativa, denominado Ideas Concretas de Progreso (ICP), permite que los operarios aporten sugerencias que mejoren los resultados y solventen problemas del trabajo diario a cambio de una compensación. Así, señaló que se trata de un sistema de implicación la mejora del entorno de trabajo, donde la factoría de Renault en Sevilla "consigue cada día que sus 1.150 empleados estén al servicio de la creatividad".

"La creatividad de los operarios logra soluciones de gran simpleza y escasa inversión que mejoran la calidad de las cajas de velocidades producidas o contribuyen a la seguridad o el medio ambiente", añadió. Así, matizó que, por ejemplo, la colocación estratégica de un pequeño espejo en la cadena de mecanizado permite acortar el tiempo necesario para ajustar "un tornillo de difícil visibilidad, mejorando así la ergonomía del puesto de trabajo y los costes".