Horas bajas para la multinacional

Adidas cae un 4% en Bolsa tras ganar el 62% menos

La crisis impacta en las cuentas del segundo mayor fabricante mundial de material deportivo. La compañía alemana de calzado y material deportivo cerró 2009 con un beneficio atribuido de 245 millones de euros, lo que supone un retroceso del 61,8% respecto al año anterior. La Bolsa reaccionó a esta noticia con una caída del 4,14% del precio de la acción hasta 36,47 euros.

Su facturación alcanzó los 10.381 millones, un 3,9% menos, debido al descenso del 7,5% en las ventas en Europa Occidental, del 4,8% en los mercados emergentes europeos, así como la bajada del 6,3% en Norteamérica y del 10,2% en China, que no pudieron ser compensadas por el aumento de las ventas en Asia y Latinoamérica.

"Sin lugar a dudas, 2009 ha sido el año más difícil desde que me convertí en consejero delegado de la compañía", admitió Herbert Hainer, máximo ejecutivo de la compañía, quien destacó que la empresa emerge de los desafíos de 2009 con una muy saludable posición financiera y optimismo renovado.

Las perspectivas para este año son algo más halagüeñas, explicó. Por eso, la compañía desarrollará una ofensiva de marketing que espera traducir el Mundial de fútbol en un récord de ventas.

La multinacional prevé que sus ventas aumenten entre el 4% y el 5% este año, aunque cuenta también con que la demanda de los consumidores continúe débil a pesar de la esperada recuperación de la economía. No obstante, Adidas augura que el impacto del Mundial y su exposición a mercados emergentes haga que su beneficio por acción se sitúe este ejercicio entre 1,90 y 2,15 euros.