La mansión más cara del mundo

Un magnate ruso pierde 40 millones tras retirarse de la compra de Villa Leopolda

Un tribunal francés dictaminó el lunes que Mikhail Prokhorov, segundo hombre más rico de Rusia, perderá los 40 millones de euros que pagó como depósito por Villa La Leopolda, en Villefrance-sur-Mer (Francia), la mansión más cara del mundo.

Mikhail Prokhorov
Mikhail Prokhorov

El magnate ruso Mikhail Prokhorov, que hace un año y medio firmó un contrato de compra de unos 390 millones de euros para adquirir Villa Leopolda, la mansión más cara del mundo, perderá más 40 millones de euros que dió como señal tras echarse atrás en la operación.

Algunas fuentes apuntan que el magnate ruso se retiró de la transacción a causa de la recesión mundial, pero otras dicen que lo hizo porque el precio de venta de la finca había cambiado. Prokhorov acudió a los tribunales el año pasado para tratar de recuperar su depósito.

El Tribunal de Gran Instancia de Niza ha fallado en su contra y este multimillonario amigo de Mikhail Abramovich, propietario del equipo de fútbol de Chelsea, perderá el dinero que avanzó antes del acuerdo definitivo.

Prokhorov deberá además compensar con 1,5 millones de euros adicionales a la vendedora, Lily Safra, la viuda del banquero suizo de origen libanés.

Villa Leopolda fue construida en 1902 por el rey de Bélgica Leopoldo II y, entre otros atractivos, cuenta con un jardín de ocho hectáreas plagado de árboles frutales.

El ruso gestó una fortuna en la industria del níquel que la revista Forbes cifra en cerca de 9.500 millones de dólares.

Con este acuerdo de venta, Villa Leopolda había desbancado a Kensington Palace Gardens (Londres) -que el magnate indio Lakshmi Mittal había comprado por 147 millones de euros- del primer puesto del ranking de las casas más caras del mundo.