Recibió miles de millones en ayudas públicas

Royal Bank reduce sus pérdidas un 85%, hasta los 4.100 millones

Royal Bank of Scotland (RBS), controlado en un 84% por el Gobierno británico tras recibir miles de millones en ayudas públicas, cerró el ejercicio 2009 con pérdidas por importe de 3.607 millones de libras (4.100 millones de euros), un 85,1% menos que en 2008, según informó la entidad.

No obstante, el banco escocés registró pérdidas por depreciaciones de 13.899 millones de libras (15.798 millones de euros), un 87% más que el año pasado, aunque RBS afirmó que "aparentemente han tocado techo" a pesar de que las circunstancias financieras de muchos particulares y empresas continúan frágiles y aumentan los costes de refinanciación como consecuencia del endurecimiento monetario o del incremento de los requisitos regulatorios de capital.

Asimismo, la entidad informó de una reducción en el importe de los activos en su balance de 696 millones de libras (791 millones de euros), mientras que su ratio de solvencia Tier 1 subió hasta el 11%. El importe de los activos de riesgo ascendía a 438.000 millones de libras (497.534 millones de euros).

Por otro lado, el consejero delegado de RBS, Stephen Hester, que tal y como se esperaba renunció al bonus correspondiente a 2009, explicó que la entidad destinará a retribuir a los miembros de su división de banca de inversión el 27% de los ingresos de la unidad, incluyendo primas.