La city

Ballmer, por 'streaming'

Los rumores que habían circulado de que Microsoft podría anunciar el lanzamiento de un móvil propio en el Mobile World Congress de Barcelona y las expectativas sobre cómo sería el nuevo Windows Mobile 7, y si éste sería suficientemente atractivo como para que el gigante del software volviera a impulsar su negocio móvil, bastaron para desbordar la previsión de asistentes al evento de la compañía. El Hotel Catalonia Plaza, elegido como otros años por la compañía, tenía un aforo para 600 personas y acudieron 2.500. Fue tal la afluencia de periodistas nacionales e internacionales que los directivos de la firma, incluida su presidenta en España, María Garaña, se vieron obligados a salir de la excesivamente abarrotada sala principal, donde estaba Steve Ballmer, y seguir en streaming la charla desde la cafetería del hotel.