Obtuvo un resultado consolidado de 91 millones de euros en 2009

El beneficio de Caixa Galicia se desploma un 60% por las fuertes provisiones

Caixa Galicia obtuvo un resultado consolidado de 91 millones de euros en 2009, lo que representa un descenso del 59,5% en relación a 2008, tras destinar a provisiones y saneamientos 395 millones (un 30,8% menos) y hacer una dotación voluntaria de 58,7 millones de euros ante el previsible deterioro en el valor de su cartera de inmuebles.

La caja coruñesa obtuvo un resultado de explotación 141 millones (+2,3%) que "ha sido aprovechado" para realizar dotaciones extra ante la previsible mala evolución del negocio en 2010.

Además, el fondo de insolvencias creció hasta los 934 millones de euros, de los que 267 corresponden a contingencias para posibles riesgos futuros.

Caixa Galicia cerró 2009 con una tasa de morosidad del 4,9%, todavía por debajo de la media del sector, que acabó en el 5,05%.