Sus acciones ceden un 8,28%

Colonial cierra el acuerdo para la reestructuración de 4.900 millones de deuda

Colonial ha firmado la refinanciación de 4.960 millones de euros de su deuda mediante su reestructuración en tres partes, una de las cuales supone el canje de pasivo en acciones de la compañía por parte de sus principales bancos acreedores. La compañía ha liderado las pérdidas de la bolsa española al bajar un 8,28%.

El presidente de Colonial, Juan José Bruguera (i), y el consejero delegado, Pere Viñolas, durante la rueda de prensa.
El presidente de Colonial, Juan José Bruguera (i), y el consejero delegado, Pere Viñolas, durante la rueda de prensa.

La inmobiliaria ya controlada por un grupo de bancos liderados por La Caixa y el Popular confía en que este acuerdo le aportará la "estabilidad financiera y el refuerzo de capital" necesarios para mantener la normal operativa de la empresa y abordar una nueva etapa de desarrollo empresarial.

En una rueda de prensa, el consejero delegado, Pere Viñolas, ha dicho que "la voluntad del consejo es mantener cotizada a Colonial". Ha destacado, además, que la compañía está "despertando" interés en el mercado, pero no avanzó si ha mantenido conversaciones con otro grupo.

Al ser preguntado por el papel que juega en la empresa Luis Portillo, el anterior presidente y accionista, que tiene menos de un 5% del capital, Viñolas ha respondido que el empresario andaluz "no tiene ninguna implicación en la compañía".

COLONIAL 11,87 0,85%

En virtud del acuerdo, las entidades acreedoras de Colonial (entre las que destacan Royal Bank of Scotland, Eurohypo y Calyon, y los fondos Colony Capital y Orion Capital) convienen en extender a largo plazo (a entre cuatro y cinco años) el vencimiento de la deuda sin realizar quita alguna.

Como contraprestación, Colonial 'hipotecará' (aportará como garantía de esta deuda) patrimonio inmobiliario, suelo y sus participaciones en la filial francesa Société Foncière Lyonnaise (SFL) y Riofisa.

En concreto, el acuerdo pasa por reestructurar la deuda de Colonial en tres partes, a través de distintas operaciones que prevé ejecutar antes de finales del próximo mes de julio.

Ampliación de capital

La primera de estas 'patas' del acuerdo supone capitalizar la empresa mediante dos ampliaciones. Así, la inmobiliaria que preside Juan José Bruguera prevé celebrar a finales del próximo mes de abril una junta extraordinaria de accionistas para aprobar una ampliación de capital por importe de 1.950 millones.

Esta operación se dirige a los actuales socios de la empresa para que acudan con aportaciones dinerarias que se destinarán a amortizar deuda y a financiar la gestión ordinaria de los negocios.

Colonial pedirá asimismo a a la junta autorización para una segunda ampliación, por un monto máximo de 1.900 millones, destinada a los bancos acreedores, para que canjeen sus préstamos por acciones.

La segunda parte de la reestructuración consiste en que la deuda de 2.095 millones de euros asociada a la cartera de activos de patrimonio de la inmobiliaria siga vinculada a este negocio con un vencimiento a cinco años (diciembre de 2014).

Esta parte de deuda incluye 1.740 millones de euros de un préstamo sindicado que contará con garantía hipotecaria de los edificios en renta y de las acciones que Colonial tiene en su filial SFL, en la que controla un 53,4%.

El acuerdo contempla que la inmobiliaria atienda este pasivo con los ingresos que genere el alquiler de su cartera de edificios en alquiler y los dividendos de SFL.

El tercer pilar de la reestructuración del pasivo del Colonial pasa por crear una filial 100% de la inmobiliaria para segregar en ella todo su negocio de suelo y patrimonio (una cartera de unos 1,6 millones de metros cuadrados de terrenos) y la deuda asociada a los mismos (1.015 millones).

Esta parte de deuda contará tanto con la garantía hipotecaria de esta nueva filial, de los activos que sean aportados a esta nueva filial y de las acciones de su empresa de centros comerciales Riofisa.

Colonial sopesará además realizar una emisión de 'warrants' convertibles en acciones de la inmobiliaria destinadas a aquellos bancos que trasladen sus créditos a esta sociedad filial de promoción y suelo.

La inmobiliaria lideró hoy las pérdidas de la bolsa española al bajar un 8,28%. Sus títulos cerraron la sesión bursátil de hoy a 0,155 euros por acción, después de que los inversores intercambiaran más de 36 millones de acciones por más de 5,8 millones de euros.