'El vehículo eléctrico ha nacido en Europa'

Sebastián recaba apoyos para el coche eléctrico entre los socios europeos

El coche eléctrico, una de las principales apuestas de la presidencia de turno española de la UE en materia industrial, gana apoyos entre los socios europeos, explicó hoy el ministro español Miguel Sebastián.

Después de afirmar que "el vehículo eléctrico ha nacido en Europa" durante el consejo informal de Industria en San Sebastián a comienzos de mes, el ministro volvió a insistir hoy a sus homólogos sobre la necesidad de impulsar un proyecto europeo común para este proyecto.

Sebastián, que participó en Bruselas en una reunión sobre la situación del sector del motor en el continente, consideró que esta iniciativa no tiene sólo una dimensión industrial, sino también energética y tecnológica, y aseguró que "cada vez hay más caldo de cultivo" a favor de la misma en la UE.

El ministro especificó que Francia, Alemania, Portugal, Holanda y Dinamarca son los países que se han mostrado más partidarios, y explicó que las autoridades francesas han pedido incluso que el vehículo eléctrico sea uno de los objetivos concretos de la etérea estrategia económica europea para la próxima década, la "UE 2020".

El comisario europeo de Industria, Antonio Tajani, estuvo de acuerdo en la necesidad de coordinar las políticas industriales entre los distintos países europeos y, en especial, en el desarrollo de un coche verde, aunque hizo mención a otras tecnologías, como los vehículos híbridos (que combinan un motor convencional y otro eléctrico) o los alimentados con hidrógeno.

"La presidencia española se ha comprometido con el coche eléctrico. Es un buen modelo. Estoy convencido de que habrá un alto porcentaje de coches eléctricos en el futuro", recalcó, no obstante, Tajani.

El comisario destacó la voluntad de los distintos países de establecer medidas coordinadas de apoyo al sector y no sólo para la salida de la crisis, sino a medio y largo plazo.

Tajani también enfatizó la necesidad de desbordar las expectativas del mercado europeo y pensar en las posibilidades que ofrece el exterior, especialmente los países emergentes BRIC (Brasil, Rusia, India, China).

"Hay que trabajar por colocar miles, millones de coches europeos en el mundo en los próximos años. Y coches formados por componentes europeos en un 70%" con el objetivo de fomentar las pequeñas y medianas empresas, aseguró.

Para lograr este objetivo, Tajani apostó por usar el desarrollo de las tecnologías verdes como reclamo para lograr la financiación del Banco Europeo de Inversiones y los fondos europeos sociales y regionales, especialmente en un momento como el actual, en el que se va a producir la retirada de las medidas de estímulo puestas en marcha contra la crisis.

"Si queremos tener dinero para apoyar a la política industrial en el sector del automóvil europeo hay que tener una estrategia común", subrayó Tajani, quien destacó que dentro de unos años habrá más de 1.500 millones de automóviles en el mundo, una cifra ambientalmente insostenible si permanece el actual modelo alimentado con derivados de petróleo.

Por este motivo, el modelo eléctrico también va ganando cada vez más adeptos en la industria y en las empresas dedicadas a la innovación, según el ministro Sebastián.

Preguntado sobre las posibilidades reales de éxito del desarrollo e implantación del automóvil eléctrico, el responsable español quiso despejar cualquier duda.

"Cuando salió el teléfono móvil, había muchos escépticos. Afortunadamente, muchas empresas apostaron por él y hoy no sólo es una realidad, sino que no sabemos vivir sin él", recalcó Sebastián.