Apunta a los emergentes como los "grandes ganadores"

Solbes dice que España, Grecia y Portugal son menos competitivos que otros países europeos

El ex ministro de Economía Pedro Solbes afirmó hoy que España, Grecia y Portugal se encuentran en una posición de "menos competitividad" que otros países europeos y apuntó a los países emergentes como los "grandes ganadores" de la crisis, punto en el que subrayó la capacidad de los países asiáticos y de "algunos" de Latinoamérica.

En cuanto a la situación de España, consideró "incorrecta" su comparación con Portugal y matizó que las sociedades de los dos países ibéricos y de Grecia son "distintas". Aún así, aseguró que mantienen algunas características en el mercado que les sitúa en una situación de "menos competitividad".

En este sentido, remarcó que los problemas existentes en España se deben en parte a las "cifras históricas" en el desempleo, que se ven afectadas por un modelo laboral "con mucha sensibilidad al estado económico".

"Incluso los mejores momentos económicos de este país han surgido con una tasa de paro muy alta", apuntó antes de aclarar que España "nunca" ha presentado una tasa de paro equivalente "a las mejores europeas".

Además, lamentó el hecho de que, "aunque se esté saliendo de la crisis", el impacto sobre el empleo llegue "desplazado" y "algo más tardío", ante lo que abogó por la negociación colectiva de Gobierno, empresarios y sindicatos e incidió en "buenas ideas" como fomentar las jornadas a tiempo parcial y reducidas.

Retos de futuro

Por otra parte, Solbes señaló que en el futuro se deben corregir los desequilibrios en la vivienda, que es "un peso muerto en la economía", y remarcó igualmente la necesidad de evitar un déficit alto y la inflación puesto que reducirá la competitividad de las empresas españolas.

En cuanto al sistema financiero, animó a las entidades bancarias y de ahorro que se preocupen de "sanear sus situaciones" para que en el futuro se vuelva a encarar la realidad "con normalidad".

Pedro Solbes defendió que se encaren "nuevos retos" porque "la crisis va a suponer cambios fundamentales" y "cambiará la posición relativa de los países" y, en este sentido, apoyó que se eviten nuevos casos de burbuja inmobiliaria. "Lo que tenemos que pensar no es en volver al pasado sino en encarar nuevos retos", incidió.

Finalmente, apuntó que España está saliendo de la crisis de forma "retardada" y destacó la necesidad de hacerlo "con fortalecimiento", por lo que apostó por corregir los problemas que arrastra la economía española actual, para lo que es "fundamental" la confianza que se produce con el sostenimiento de las finanzas públicas.

Solbes realizó estas declaraciones durante un desayuno informativo celebrado en el hotel Doña Brígida de Salamanca, encuentro organizado por la Cámara de Comercio e Industria y la Confederación de Empresarios de Salamanca al que acudieron unos 300 empresarios y representantes económicos, entre ellos el presidente de Caja Duero, Julio Fermoso, y el director general de la entidad, Lucas Hernández.