Propuesta de acuerdo marco

El Gobierno graduará las transferencias a las CC AA según cumplan el plan de austeridad

El Gobierno tendrá en cuenta el cumplimiento por parte de las comunidades autónomas de los objetivos de reducción del déficit para "graduar" las transferencias a estas administraciones de los recursos previstos en los Presupuestos Generales del Estado.

Así lo hace constar el Ejecutivo en la "Propuesta de acuerdo marco con las CC AA sobre sostenibilidad de las finanzas públicas 2010-2013" que ha remitido a los Gobiernos autonómicos con el fin de que se sumen al plan de austeridad que prevé el recorte de 50.000 millones de euros de gasto en las Administraciones, 10.000 de ellos en autonomías y entidades locales.

El documento, al que ha tenido acceso Efe, no liga el cumplimiento de ese plan a las cantidades que transfiere el Estado a las autonomías previstas en normas vigentes o en acuerdos exigibles.

Esta propuesta será sometida a debate en la próxima reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) -aún no convocada- con el objetivo de que las administraciones territoriales asuman "el esfuerzo de consolidación fiscal y austeridad de gasto que resultan esenciales para garantizar la sostenibilidad presupuestaria a medio plazo".

En concreto, el Ejecutivo propone una política de contención de los gastos de personal, "que se instrumentalizará a través de una senda de austeridad en materia de retribuciones", y una restricción de las ofertas de empleo público, si bien puntualiza que estas medidas deberán acordarse en el proceso de diálogo social.

También quiere el Ejecutivo que las comunidades remitan trimestralmente al CPFF un informe sobre el cumplimiento de los plazos para el pago de las operaciones comerciales entre las empresas y la administración autonómica.

Además, plantea que en los datos contables que envíen a ese órgano se incluya la información anual sobre el total de los gastos realizados y pendientes de aplicar al presupuesto de cada ejercicio.

Otras de las iniciativas que recoge el documento es la creación en el seno del CPFF de un grupo de trabajo para diseñar propuestas de mejora de la eficiencia de los servicios prestados por las autonomías, especialmente en materia de sanidad y dependencia.

Asimismo, aboga por constituir otro grupo de trabajo que estudie medidas para reducir el absentismo de los funcionarios.

Al igual que la Administración General del Estado va a acometer un plan de racionalización de sus estructuras, el documento defiende que las comunidades autónomas hagan lo propio en el ámbito de sus competencias.

El Gobierno recuerda que el esfuerzo debe concretarse en una reducción del déficit del conjunto de las administraciones a fin de llegar al 3% del PIB en 2013 repartido de la siguiente forma: un -1,9% para la Administración central, un -1,1% para las autonomías, un -0,2 para las entidades locales y un +0,2 para la Seguridad Social.