Cambio de opinión

Moody's dice que la situación de España no es comparable a la Grecia

La agencia de calificación de deuda Moody's, una de las más críticas en las últimas semanas con la economía española, cambió ayer su discurso, al diferenciar la situación de Grecia y España. "Ambos países puede que compartan la misma moneda, pero no muestran el mismo perfil de crédito", afirmó ayer Kristin Lindow, vicepresidente sénior del área de riesgo soberano de Moody's.

De este modo, la agencia de calificación considera que la triple A de España, la máxima nota crediticia, se encuentra "bien anclada", mientras que respecto a la de Grecia, Moody's vincula la evolución de la nota en función del cumplimiento del plan de austeridad exigido por Bruselas. La agencia recalca que si se lleva a cabo tal y como se ha presentado, "podría estabilizarse la calificación de la deuda griega", mientras que una desviación podría desencadenar una rebaja de la misma, que actualmente cuenta con perspectiva negativa.

El respaldo de Moody's a España fue secundado también por Fitch, la otra agencia que mantiene la triple A en la calificación de la deuda. "La economía española sigue ofreciendo garantías para que su deuda soberana reciba la máxima calificación", dijo ayer Douglas Renwick, director asociado para deuda soberana de Fitch, quién recalcó que el mayor riesgo a corto plazo es el escaso crecimiento potencial del PIB.

FT cambia de opinión

El Financial Times suavizó ayer sus comentarios agresivos a España de las últimas semanas. "Es muy diferente a Grecia y su plan de austeridad es creíble", señaló en su editorial, en el que apuntaba al desempleo crónico como el principal problema.