Isla Baleares

Antich rompe el pacto de Gobierno con Unió Mallorquina tras los casos de corrupción

El presidente balear expulsa a los tres consejeros del partido regionalista y gobernará en minoría, tras la investigación abierta sobre altos cargos de Turismo

El Ejecutivo balear ha decidido gobernar en minoría. Su presidente, el socialista Francesc Antich, destituyó el viernes a los tres consejeros de Unió Mallorquina (UM), tras la detención de varios dirigentes de ese partido que presuntamente están implicados en escándalos de corrupción. UM será también expulsada de los gobiernos del Ayuntamiento de Palma y del Consell de Mallorca.

Antich destituyó, específicamente, a los consejeros de Turismo, Miquel Ferrer; de Medio Ambiente, Miguel Ángel Grimalt, y el de Juventud y Deporte, Mateu Cañella. Anunció su decisión después de que la policía detuviera, en la mañana del viernes, al ex consejero de Turismo y concejal de Unió Mallorquina en Palma, Miquel Nadal. El arresto se produjo en el marco de la operación anticorrupción en el Instituto de Estrategia Turística de Baleares.

El jueves ya fue detenido el director general de Promoción Turística, Joan Sastre. Un día antes, había sido arrestado el director general de calidad Ambiental, Antoni Oliver. En total, 14 detenciones, según la policía.

El presidente balear gonernará sin sus socios de UM y aprovechará la crisis del gobierno regional, según dijo, para reducir consejerías. Pero los agentes sociales pidieron, tras una reunión, que no elimine la de Turismo ni convoque elecciones. El objetivo de Antich es "reestructurar el Ejecutivo". La ruptura del pacto de Gobierno con UM afecta al Ejecutivo balear, al Ayuntamiento de Palma y al Consell de Mallorca.

Antich manifestó que esta decisión es "meditada" y que se ha adoptado por "convicción propia". Añadió que "no se puede tolerar" casos de corrupción en el Ejecutivo autonómico. El PP considera que se ha desatado "una situación de inestabilidad muy grande". Su presidente balear, José Ramón Bauzá, reclamó a Antich una entrevista urgente para conocer la dimensión de la crisis. Además, pidió que solicite una moción de confianza en el Parlamento, ante la minoría de los grupos en el Ayuntamiento de Palma y en el Consell de Mallorca. Mientras, el presidente de UM, Josep Melià, tildó la medida de "precipitada y unilateral". Su dirección se reunirá en los próximos días, informa Efe.