Bolsa de Nueva York

Wall Street consigue anotarse un leve alza al cierre y mantiene los 10.000 puntos

Después de los fuertes recortes registrados ayer, con el Dow sufriendo la mayor pérdida en lo que va de año, los datos de paro han copado la atención de los inversores, que tampoco han podido obviar la salud económica de varios países europeos. Las cifras de empleo arrojaron dos perspectivas, y el mercado finalmente optó por atender a la reducción de la tasa de paro, la más positiva, frente a la destrucción de empleo. El Dow Jones sumó un 0,1%, con un recorte semanal del 0,6%.

Finalmente Wall Street ha cerrado en positivo tras pasarse toda la jornada instalado en los números rojos. El dato positivo de crédito a los consumidores conocido a una hora del cierre, permitió dar el vuelco al parqué, que de esta forma minimizó los recortes semanales.

La semana ha estado marcada por las crecientes preocupaciones de los mercados financieros por la crisis de deuda en Europa y por el progresivo fortalecimiento del dólar. Los mercados de valores temen, en último extremo, que países como Grecia, España y Portugal, fuertemente endeudados, se declaren insolventes y se genere una nueva crisis como la de Islandia o Dubái.

El Dow Jones sumó un 0,1% hasta los 10.012 puntos, y cierra la semana con un descenso acumulado del 0,6%; el S&P 500 se anotó un 0,29% hasta las 1.060 unidades, con un balance semanal negativo del 0,7%; y el tecnológico Nasdaq subió un 0,74% hasta los 2.141 puntos, y una caída semanal del 0,3%.

DOW JONES 29.348,10 0,17%

A lo largo de la semana, los descensos se incrementaron por los fuertes recortes en las bolsas europeas, -especialmente en España, que cedió casi un 6% en la jornada de ayer, en su mayor caída desde noviembre de 2008, con una prima de riesgo que superó los 100 puntos básicos-, lo que contribuía a elevar la cotización del dólar frente al euro, afectando negativamente a los mercados de materias primas.

En los últimos meses, las preocupaciones y dudas de los inversores internacionales se han centrado en la deuda de Dubai, posteriormente en la de Grecia, y ahora viran hacia España y también a Portugal. El miércoles, el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, afirmó que Grecia, Portugal, España y "otros países" de la zona euro comparten problemas estructurales, como "una pérdida constante de competitividad" y "déficit públicos elevados".

Datos macro

Después de que ayer se conociera que el paro semanal subió en 8.000 peticiones, hoy todos los ojos estaban puestos en los datos oficiales de paro de enero. Y ha habido claramente dos tendencias, una positiva, con respecto a la tasa de paro, y otra negativa, relativa a la destrucción de empleo. El Departamento de Trabajo ha informado que Estados Unidos destruyó en el primer mes 20.000 empleos, pero bajó la tasa de paro tres décimas, hasta el 9,7%, la más baja desde agosto.

En enero desaparecieron 20.000 puestos de trabajo cuando se esperaban 15.000. La tasa de paro no ha llegado al 10,1%, sino que ha retrocedido al 9,7% desde el 10% que se quedó en diciembre, situándose en su nivel más bajo desde el pasado agosto. Hace un año, la economía perdía más de 710.000 puestos de trabajo al mes. En diciembre, la destrucción de empleo afectó a 150.000 puestos.

El presidente Barack Obama, manifestó que esos y otros datos de empleo divulgados hoy "son motivo de esperanza pero no de celebración". "Es alentador que la pérdida de empleo en enero fuera una pequeña fracción respecto de la que se registró hace un año y que la tasa de desempleo bajara el pasado mes en lugar de subir", señaló Obama durante un acto público celebrado hoy.

El Gobierno estadounidense calcula que en la actual crisis económica se han perdido un total de 8,5 millones de puestos de trabajo. Tan sólo en el primer trimestre de 2009, apuntó hoy el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, se perdieron "más puestos de trabajo que en las recesiones de 1991, 1992 y 2003 combinadas".

Datos micro

En el sector empresarial han destacado hoy los movimientos corporativos protagonizados por Airgas y Kraft. Airgas ha lanzado una opa al proveedor de gas Air Products and Chemicals, por un valor de 5.100 millones de dólares.

En cuanto a Kraft, ha anunciado que ha obtenido el 75,41% de aceptación de los accionistas del grupo británico Cadbury por 18.400 millones de dólares, para crear el mayor grupo confitero del mundo.

En el sector financiero, el presidente y consejero delegado de JPMorgan, Jamie Dimon, recibirá una compensación de unos 17 millones de dólares en acciones y opciones sobre acciones por el trabajo realizado en la entidad financiera durante 2009, según documentos registrados hoy ante las autoridades reguladoras.

En cuanto a los resultados empresariales, el fabricante de componentes para automóviles Lear, obtuvo un beneficio neto de 814,5 millones de dólares en 2009, frente a las pérdidas de 689,9 millones de dólares del año anterior. Respecto a los ingresos, alcanzó los 9.700 millones de dólares, un descenso del 28,6%.

Por último, los títulos de Toyota se revalorizaron por encima del 3%, una vez que el presidente de la compañía, Akio Toyoda, pidiera perdón por las revisiones de millones vehículos y asegurase que los automóviles de ese fabricante japonés son "seguros".

Materias primas

Con la revalorización del dólar, en su mejor nivel desde julio del año pasado debido a las dudas del déficit de los gobiernos europeos, -el euro encadenó cuatro semanas de pérdidas frente al dólar y cayó hasta su nivel más bajo desde mayo de 2009, por un euro se pagaban hoy 1,3632 dólares, comparado con 1,3741 dólares que se conseguían el día anterior-, el oro y el petróleo mantienen las caídas. El metal precioso cae un 0,78%, hasta 1.055 dólares la onza, mientras que el barril de crudo Texas se depreció un 2,66% y cerró la semana a 71,19 dólares en Nueva York.

El crudo de Texas comenzó a depreciarse el pasado miércoles, después de constatar el mercado ese día que las reservas de crudo almacenadas en EE UU subieron en 2,3 millones de barriles la pasada semana aunque el volumen total, de 329 millones, es un 6,1% inferior al de hace un año, según el Departamento de Energía (DOE).

El informe semanal del DOE reveló además que el volumen de combustibles y otros productos derivados del crudo sacados al mercado estadounidense, algo que se toma como una referencia del nivel de demanda, fue de una media de 18,8 millones de barriles diarios en las últimas cuatro semanas, un 2% inferior al de hace un año.