Más de ocho millones de coches llamados a revisión

El presidente de Toyota se disculpa por la revisión del acelerador y dice que sus coches "son seguros"

El presidente del grupo japonés Toyota, Akio Toyoda, pidió hoy disculpas a los clientes de la compañía por los problemas de seguridad encontrados en varios modelos de la firma en diferentes regiones del mundo, al tiempo que aseguró que los vehículos de la marca nipona "son seguros".

"Creánme, los coches de Toyota son seguros", explicó el presidente del primer fabricante mundial de automóviles, que dio la cara después de que la compañía llamara a revisión la semana pasada, de forma preventiva, más de ocho millones de automóviles de ocho modelos diferentes en todo el mundo por un defecto en el pedal del acelerador.

Toyoda señaló que la firma automovilística está "en crisis" y afirmó que se está enfrentando a grandes retos. "Quiero aprovechar esta oportunidad para pedir disculpas desde lo más profundo de mi corazón por la preocupación causada a los clientes después de las campañas de revisión de varios modelos en varias regiones", explicó.

En este sentido, el máximo responsable de la multinacional asiática explicó que la firma pondrá en marcha un grupo de trabajo especial para la mejora de la calidad, que se encargará de revisar y gestionar los procesos de calidad de la empresa.

Las acciones de Toyota han perdido cerca de 30.000 millones de dólares (21.739 millones de euros al cambio actual) o una quinta parte de su valor desde el pasado 21 de enero, momento en el que inició su campaña de revisión en Estados Unidos, donde afectará a cerca de 2,3 millones de vehículos.