El Gobierno se esfuerza en transmitir un mensaje de confianza

De la Vega: "Estoy convencida de que la Bolsa va a subir"

La intención del Gobierno de borrar cualquier imagen de debilidad ante sus últimos tropiezos ha llevado hoy a la vicepresidenta primera a pronunciar frases como esta: "Estoy convencida de que la Bolsa va a subir. Tenemos fuerza suficiente para seguir manejando el timón".

La vicepresidente primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, junto con el ministro de Economía, José Blanco.
La vicepresidente primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, junto con el ministro de Economía, José Blanco.

Hoy ha sido un Consejo de Ministros un tanto atípico pues el Gobierno ha decidido no informar de su decisión principal, su hoja de ruta para la reforma laboral, hasta que José Luis Rodríguez Zapatero no informe de ella esta tarde a sindicatos y empresarios, que han sido citados a La Moncloa para conocer de primera mano el documento. La reunión se terminó de concretar esta misma mañana.

La vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, eludió comentar en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros el contenido de la propuesta del Gobierno, pero sí volcó todo su esfuerzo, en cambio, en transmitir reiterados mensajes de confianza. A su lado, no estaba hoy ni la vicepresidenta económica ni el ministro de Trabajo, se sentaba el titular de Fomento, José Blanco, uno de los pesos pesados del Gabinete, quien ha informado del decreto por el que se devuelve a este departamento la organización del trabajo de los controladores y se liberaliza el tráfico aéreo.

De la Vega afirmó que el Gobierno tiene "fuerza suficiente para seguir manejando el timón" y para conseguir que "nadie ponga en duda la credibilidad de España. "Vamos a salir de la situación, nada nos va a distraer de ese objetivo y no debemos permitir que se ponga en cuestión la fortaleza de nuestro país con críticas poco rigurosas o que pretenden desgastar al Gobierno". "Este es un tema serio y quiero transmitir tranquilidad, hay que abordar las dificultades con rigor y responsabilidad", añadió la vicepresidenta primera.

El Gobierno, según abundó De la Vega, "tiene una hoja de ruta, tiene un plan" y considera que "estamos en el buen camino, pese a que las dificultades son muy serias y que hay que hacer un esfuerzo entre todos". En opinión de la vicepresidenta, "no ha habido bandazos ni giros" en los últimos anuncios relacionados con las pensiones, pues "estamos en la secuencia de lo que hemos planificado hace meses".

El llamamiento del Gobierno a la calma llevó a De la Vega a realizar, incluso, algunos pronósticos relacionados con la caída de los mercados. ""Estoy convencida de que la Bolsa va a subir, estamos en la senda que tiene que llevarnos a la recuperación", señaló. A su juicio, "el movimiento especulativo en los mercados va en dirección al euro", pero Europa está "trabajando para fortalecer" su moneda.

En este mismo contexto de emplazamiento a la serenidad, De la Vega confió en que la reforma laboral que esta misma tarde se presentará a los sindicatos y empresarios llegue a buen puerto. "Los agentes sociales están haciendo gala de una enorme responsabilidad", concluyó.