La Comisión Europea sospecha de Siemens y ABB

Siemens, investigada por formar un cártel

Los fabricantes de componentes para la automoción Siemens y ABB son dos de las empresas que investiga la Comisión Europea, que sospecha que estas compañías, entre otras, han formado un cártel entre fabricantes de sistemas electrónicos.

"Podemos confirmar que ha habido una investigación de la Comisión Europea", declaró ayer un portavoz de Siemens, quien agregó que la compañía coopera ampliamente con las autoridades europeas.

Bruselas inició a finales de enero una investigación en el sector de suministradores de electrónica, que afecta a los productores de sistemas flexibles de transmisión de electricidad, los llamados FACTS.

En caso de que se confirme la formación de un cártel en el sector, las empresas implicadas tendrían que pagar una multa de hasta un 10% de su facturación.

La Comisión impuso el pasado año multas por 1.600 millones de euros por formar cárteles. Esta cifra incluye los 553 millones de multa impuestos a GDF Suez y a Eon por pactar precios en el mercado del gas. Las autoridades de la competencia neozelandesas ya investigaron a Siemens en septiembre de 2009 por posible violación de la legislación sobre cárteles en el sector de sistemas flexibles de transmisión de electricidad. El año pasado, la suiza ABB se llevó más de la mitad de la multa total de 67,6 millones a seis compañías por prácticas anticompetitivas en Europa y Japón.