La CEOE reclama una reforma 'más profunda'

La propuesta de reforma laboral de Zapatero evita hablar del despido

El Gobierno presentará mañana en el Consejo de Ministros la propuesta de reforma laboral, pese a que los sindicatos han solicitado un nuevo retraso. Fuentes conocedoras aseguran que el informe girará en torno a 10 puntos, aunque sin la creación de un nuevo contrato con una indemnización por despido improcedente más barata de la habitual (entre 18 y 29 días por año trabajado), tal y como demandan los empresarios.

El secretario general de la CEOE, José María Lacasa, rechazó hoy la petición de los sindicatos de retrasar de nuevo la presentación por parte del Gobierno de sus propuestas de reforma laboral. Lacasa dijo que los planes que tiene previsto anunciar mañana el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero van "en la buena dirección", pero reclamó una reforma "más profunda" para luchar contra el paro.

"Nosotros creemos que es compatible el calendario que tenemos con el hecho de que mañana el Gobierno presente sus propuestas en materia de reforma laboral", afirmó Lacasa al ser preguntado por su opinión sobre la solicitud de UGT y CC OO de posponer el anuncio a la vista de la polémica generada por la reforma de las pensiones.

El secretario general de la CEOE señaló que la patronal ya conoce las medidas de reforma del mercado de trabajo que presentará el Gobierno y considera que van "en la buena dirección", pero pide "entrar en una reforma más profunda que solucione los problemas de empleo de España".

Lacasa hizo estas declaraciones antes de reunirse con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, junto con otros representantes de la patronal europea Businesseurope para presentarle sus ideas de cara a la nueva estrategia económica de la UE para los próximos 10 años.

Con todo, el Gobierno mantiene su intención de presentar mañana su propuesta de reforma laboral, a pesar de que CCOO y UGT le han pedido un nuevo aplazamiento para facilitar el acuerdo de negociación colectiva que actualmente ultiman los sindicatos con la patronal CEOE-CEPYME.

Mañana se conocerán las propuestas del Gobierno

El Consejo de ministros aprobará mañana la propuesta del Gobierno para reformar el mercado laboral con una serie de medidas para mejorar la situación del empleo en España, aunque sin la creación de un nuevo contrato con una indemnización por despido improcedente más barata de la habitual (entre 18 y 29 días por año trabajado), tal y como demandan los empresarios.

Concretamente, según informaron a Europa Press en fuentes conocedoras del documento, la propuesta del Gobierno gitará en torno a 10 puntos. En primer lugar, un programa de empleo para jóvenes de entre 16 y 24 años, que supone el colectivo prioritario para el Ejecutivo. Este programa se dirigirá específicamente a atender las necesidades de los jóvenes sin títulos profesionales.

Asimismo, el documento incluirá la revisión del sistema de bonificaciones con vistas a su simplificación, así como la mejora de los servicios públicos de empleo y la intermediación laboral. Otro de los puntos es la revisión de la estructura de la negociación colectiva y la necesidad de introducir en este ámbito mayor flexibilidad interna.

En materia de contratación, la propuesta del Gobierno también contempla la reducción de jornada acompañada del pago de una prestación ('modelo alemán'), la corrección de la excesiva dualidad del mercado laboral, con especial atención a la temporalidad, así como la extensión de la contratación a tiempo parcial estable.

Los últimos tres puntos se refieren a la formación para el empleo, la igualdad entre hombres y mujeres en el ámbito laboral y el control de los procesos de incapacidad temporal.

El Gobierno no desvelará todas las claves hasta mañana

Hasta el momento, el Gobierno no ha querido detallar las líneas generales de la propuesta. Sin embargo, tanto el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, como la vicepresidenta económica, Elena Salgado, han descartado la posibilidad de que el Gobierno proponga la creación de un contrato con una indemnización por despido improcedente más barata, propuesta defendida por los empresarios y muy criticada por los sindicatos.

De hecho, las posturas de los agentes sociales con los que el Gobierno quiere pactar la reforma aún se mantienen muy alejadas y será el Ejecutivo el que tenga que encargarse de conciliar las posturas de unos y otros para acercar posiciones.

Es más, esta misma semana Corbacho se encargó de asegurar públicamente que la propuesta del Gobierno no sería "cerrada", sino que pretendería abrir "el debate, el diálogo y el acuerdo" para poder acordar "lo máximo". Sin embargo, también el propio Corbacho dejó claro que, en última instancia y si no hay acuerdo, será el Gobierno el que tome las decisiones que considere oportunas.

A pesar del interés que ha suscitado la eventual reforma, fue también Corbacho el que se encargó de rebajar las expectativas de la misma al afirmar que sería un "error" pensar que estos cambios van a resolver todos los problemas de la economía española, aunque sí dijo que servirá, entre otras cosas, para transmitir confianza en una situación de dificultad como la actual.

La propuesta para reformar el mercado laboral se iba a presentar incialmente el 22 de enero, pero, ante las peticiones sindicales, el Gobierno decidió retrasar 15 días la presentación de la misma para dar un margen de tiempo a los agentes sociales para acordar la reforma de la negociación colectiva que, sin embargo, sigue sin pactarse.