Las medidas del Gobierno van en la "buena dirección"

Taguas: Lo deseable es un ajuste de precios y salarios ante la caída de empleo

El ex director de la Oficina Económica de La Moncloa y presidente de Seopan, David Taguas, consideró hoy que la recuperación española se ha iniciado este primer trimestre de 2010, en el que calculó que se alcanzará un crecimiento positivo intertrimestral del 0,3%, y opinó que los datos del paro y de afiliación registrados en enero "así lo confirman".

Con motivo de su visita a Alicante para ofrecer una conferencia invitado por la Fundación Manuel Peláez Castillo, a preguntas de los medios de comunicación, David Taguas afirmó que las cifras del paro y de afiliación a la Seguridad Social registradas el pasado mes de enero son "bastante positivas".

La recuperación española "está comenzando este primer trimestre de 2010", comentó, y calculó que "en el mismo se va a alcanzar un crecimiento positivo intertrimestral del 0,3%". "En contra de muchas opiniones que escuché ayer, el dato del paro y de afiliación registrado, creo que así lo confirman", indicó.

A su parecer, "la evidencia es bastante clara" en los indicadores sobre el mercado de trabajo, tales como la afiliación a la Seguridad Social o el paro, que según dijo, "vienen mostrando esta señal de recuperación desde después del verano".

Al respecto, aclaró que para saber si el aumento en 125.000 personas en las listas del paro registrado en enero, es "mucho o poco", hay que tener en cuenta "los modelos" que se utilizan.

"Si los modelos de los analistas y de las instituciones estaban señalando incrementos por encima de 150.000, y el mío daba 170.000, el dato de 125.000 cabe valorarlo bastante positivamente", explicó, dado que "aumentó casi 50.000 personas menos de lo que hubiera podido ser normal conociendo información hasta diciembre".

De este modo, Taguas insistió en que, a la hora de evaluar los datos del paro y de afiliación, "al menos se tienen que desestacionalizar las cifras, para que sean comparables, porque si se habla de las cifras brutas, éstas son complicadas de analizar".

El presidente de Seopan mostró sin embargo sus dudas de que este crecimiento positivo intertrimestral que prevé en el presente trimestre en España "se mantenga el segundo o tercer trimestres" del año.

Plan de consolidación fiscal

En referencia al programa de consolidación fiscal aprobado el pasado viernes por el Consejo de Ministros para reducir el déficit público al 3% en 2013, afirmó que esta iniciativa del Gobierno le permite estar "bastante más convencido" de que se mantenga el crecimiento, "después de conocer los impulsos que el Gobierno ha dado en la buena dirección".

El presidente de Seopan aplaudió la oportunidad de este plan, del que remarcó que es "muy importante y necesario", y aseguró sentirse "un poco confundido por la evaluación que se ha hecho de algo que todo el mundo creía hasta el viernes que era imprescindible".

Preguntado sobre los Presupuestos Generales del Estado para 2010, lamentó no obstante que el Gobierno prevé un "descenso enorme de la inversión pública".

El "principal problema del plan de consolidación fiscal es que hace recaer sobre la inversión pública un peso no deseable de la crisis", y advirtió que, para que "un plan de este tipo tenga éxito, debe basarse en un ajuste por el lado del gasto no productivo -como es el gasto corriente-, en vez de reducir el gasto productivo, -como es la inversión pública-".

En cuanto a la propuesta que el Ejecutivo enviará a la Comisión del Pacto de Toledo para reformar el sistema de pensiones, consideró que constituye "un mensaje del Gobierno a la sociedad", que hará que a los analistas británicos "les sea más fácil entender el plan de consolidación fiscal, porque implica la voluntad de acotar un problema bien conocido como es el de las pensiones".

A su parecer, "es demagógico discutir ahora si es oportuno este debate, cuando lo que se pretende es garantizar la sostenibilidad del sistema".

En este sentido, reiteró que "el sistema tiene que cambiar algunos parámetros para ser viable", e incluso apuntó que en el futuro la reforma tendrá que "ir más allá de los 67 años, porque la esperanza de vida no para de crecer".