Luchar contra el déficit público

Moody's avisa que la calificación crediticia de EE UU puede correr peligro

La agencia de calificación Moody's insta al Gobierno de EE UU a que adopte más medidas para luchar contra el déficit presupuestario si quiere evitar que la calificación de su deuda pública quede bajo presión.

El rápido endeudamiento de las arcas públicas no es un dolor de cabeza exclusivo de España. El problema llega hasta la primera economía del mundo: EE UU. La agencia Moody's ha emitido un comunicado en el que revisa el rating (el grado de solvencia crediticia) de EE UU y, aunque la calificación de triple A, que es la máxima, tiene una perspectiva estable, el estatus crediticio de los bonos americanos no está garantizado.

"Si la actual tendencia de incremento de la deuda pública se mantiene y se convierte en irreversible, el rating podría sufrir presiones a la baja. La tendencia y las perspectivas serán más importantes que el nivel concreto de endeudamiento", señaló Moody's. Este argumento es el mismo que se emplea cuando el Gobierno español recuerda que el nivel de deuda pública sobre PIB sigue siendo sustancialmente más bajo en España que en países como Italia, Francia o Reino Unido. La clave está en la trayectoria a futuro.

Moody's señala que EE UU tiene a su favor el hecho de que es la mayor economía mundial, la que tiene más peso en el comercio mundial, las finanzas internacionales y la actividad empresarial global. A esto se añade además el papel dominante del dólar como moneda mundial para todo tipo de transacciones. Estas fortalezas garantizan el rating de triple A estable, pero los desafíos no son pequeños.

La agencia de calificación destaca tres: "los efectos de la crisis crediticia y la recesión en la flexibilidad fiscal y el nivel de deuda del Gobierno; los efectos del crecimiento de la deuda en la confianza de los inversores y la capacidad futura de acceso a financiación por parte del Gobierno de EE UU; y, por último, los problemas financieros que tendrán lugar dentro de 10 años a consecuencia de los programas Medicare (Sanidad pública) y Seguridad Social".