Foro Cinco Días

Blanco confía en lograr en 2010 avances concretos en seguridad aérea

El ministro de Fomento, José Blanco, se comprometió ayer a desplegar distintas iniciativas para contribuir a la mejora de la seguridad aérea, aprovechando la Presidencia española de la UE. Durante su intervención en el Foro CincoDías, Blanco explicó que en los próximos meses España realizará una reforma de la ley de seguridad aérea para incorporar el "enfoque preventivo" que impulsará la OACI en la cumbre sobre este asunto que se celebrará en Montreal (Canadá) en marzo.

Asimismo, el ministro anunció que confía en un acuerdo político en Europa el próximo mes de junio sobre la reforma del actual sistema de investigación de accidentes. Tras la obtención del visto bueno por parte del Parlamento Europeo, la nueva regulación podría entrar en vigor este mismo año.

El accidente de Spanair

España llevará a dicha cumbre de Montreal las recomendaciones que ha realizado la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAAC) como consecuencia del accidente del avión de Spanair en Barajas el 20 de agosto de 2008. En dicho foro España planteará "un debate sobre las recomendaciones derivadas de los informes de la CIAAC" y también sobre "las propuestas de actuación en lo relativo a formación y tripulación y al diseño y protocolo de actuación en las cabinas de vuelos". El objetivo último es influir con aportaciones a las nuevas normativas que prepara la OACI.

Blanco destacó así que la confluencia de agendas entre España y la OACI durante los meses de presidencia española será intensa. Y subrayó el papel que desempeña este organismo internacional, ya que "ha generado un conjunto de normas internacionales que permiten viajar a cualquier lugar del mundo con seguridad". "Es una garantía para 2.500 millones de pasajeros de 192 países", comentó José Blanco.

El titular de Fomento añadió que reforzar la seguridad ha de ser una de las políticas prioritarias en todo el mundo, ya que es un elemento que resulta "esencial" para el desarrollo de la industria y la confianza de los pasajeros.

El Ministerio de Fomento tendrá también como prioridad durante el semestre español dar un impulso al cielo único europeo, que tiene una implicación directa en las políticas de seguridad y sostenibilidad. Lo que se pretende con el cielo único es una organización más racional del espacio aéreo, incrementando su capacidad y garantizando la seguridad. Según los datos que maneja Eurocontrol, los costes derivados del modelo de espacio aéreo europeo fragmentado están entre 880 y los 1.400 millones de euros al año. Estos se trasladan al precio final de los billetes. Los costes son entre un 30% y un 60% superiores a los de Estados Unidos y Australia.

En definitiva, el cielo único permitirá que las rutas para los vuelos sean más directas, con la consiguiente reducción de los tiempos de trayecto, lograr ahorros de combustible y disminuir las emisiones contaminantes a la atmósfera. Todo esto lleva aparejado un incremento de la puntualidad y una reducción general de costes.

respeto al medio ambiente

El ministro destaca la entrada de la aviación en el comercio de derechos

Blanco recordó ayer la aprobación en el último Consejo de Ministros del proyecto de ley para reformar el régimen general de derechos de emisión, que permitirá incluir al sector de la aviación en el mismo. Con este paso, el Gobierno traspone a la legislación española dos directivas comunitarias que contribuirán al compromiso de la Unión Europea de reducir en 2020 las emisiones totales de gases efecto invernadero en un 20% con respecto a las registradas en el año 1990.

La entrada del sector de la aviación en el comercio mundial de emisiones de CO2 supondrá que la industria podrá cuantificar el coste de dichas emisiones y trasladarlo al precio de cada billete que se emita por parte de las aerolíneas. Como anunció el Gobierno tras el Consejo de Ministros del pasado viernes, la incorporación de la industria de la aviación al comercio de derechos se producirá el 1 de enero del año 2012. Esta medida lleva aparejada la eliminación del Plan Nacional de Asignación, ya que la asignación de derechos a las industrias se realizarán a nivel europeo.

"España propondrá objetivos concretos de recorte de emisiones"

Los resultados de la cumbre del clima de Copenhague celebrada el pasado mes de diciembre no han sido para nada satisfactorios. El ministro de Fomento, José Blanco, anunció en el Foro CincoDías que un grupo de expertos de alto nivel a escala mundial está promoviendo una postura conjunta con objetivos más ambiciosos en materia de recorte de emisiones. "España propondrá a la comunidad internacional objetivos de reducción de emisiones a nivel mundial", fueron las palabras de Blanco ante un auditorio formado por representantes de la industria española de la aviación.

En la cumbre de diciembre en la capital danesa fracasó el intento de que las naciones industrializadas se comprometieran colectivamente a llevar a cabo reducciones de gases de efecto invernadero de entre el 25% y el 40% para el 2020 respecto a 1990, como han recomendado los científicos.

La reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y también de ruidos constituyen una de las grandes prioridades de las aerolíneas, según se puso de manifiesto en el foro.